cannabis

Si plantas una semilla de cannabis se convertirá en una planta. ¡Así de simple! Pero, además de la mano de la naturaleza, la mano del cultivador puede mejorar el desarrollo de la planta e incrementar su rendimiento, y una de las mejores técnicas para conseguirlo es el método SCROG (Screen of Green).

El concepto de SCROG (¡y la práctica del scrogging!) es bien conocido en el cultivo de cannabis, pero si esta técnica no te es familiar puede parecer un proceso difícil, y un riesgo demasiado grande para asumir en tu próximo cultivo. Sin embargo, el cultivador de cannabis que se adentra en el desconocido mundo del SCROG, ¡raras veces regresa! A continuación, te dejamos algunas de las preguntas más habituales que nos hacen sobre cómo cultivar plantas de cannabis con el método SCROG:

1. ¿Qué es el cultivo en SCROG (Screen of Green)?
2. ¿Por qué se recomienda cultivar cannabis con el método SCROG?
3. ¿Qué se necesita para cultivar plantas de cannabis en SCROG?
4. ¿Cuáles son las mejores variedades de cannabis para cultivar con el método SCROG?
5. ¿El SCROG supone más trabajo en el cultivo?
6.  ¿Qué altura deben tener las plantas de cannabis antes de aplicar el SCROG?
7. ¿Qué son el topping y la poda en el cultivo de cannabis? y ¿Por qué son necesarias para el SCROG?
8. ¿Cómo aplicar el SCROG a tu cultivo de cannabis?
9. ¿En el SCROG, doblar y torcer las ramas causa daño a la planta?
10. ¿Se puede aplicar el SCROG a cultivos de cannabis de exterior?

 

1. ¿Qué es el cultivo en SCROG (Screen of Green)?

La técnica de cultivar cannabis en SCROG consiste, básicamente, en colocar una malla (screen en inglés) suspendida encima de las plantas de cannabis. A medida que la planta crece, los tallos de la planta se entretejen por los agujeros de esta malla, y así se promueve un crecimiento horizontal de la planta en lugar de vertical. Con el tiempo, se creará una canopia que cubrirá toda la malla, dando lugar a un manto de flores uniforme, y permitiendo que más cogollos queden expuestos a la luz.

 

2. ¿Por qué se recomienda cultivar cannabis con el método SCROG? 

Aplicar el método de entrenamiento SCROG a tus plantas de cannabis, ofrece tres principales beneficios. El primero es la maximización del espacio, especialmente en un armario de cultivo. El método también permite cultivar pocas plantas, y obtener un mayor rendimiento. La otra ventaja del cultivo SCROG es que las plantas reciben más luz, comparado con los métodos de cultivo tradicionales; donde la concentración de luz genera cogollos grandes en la parte superior de las plantas, y las ramas inferiores no adquieren tamaño ni densidad. Finalmente, este método de cultivo asegura una mejor circulación del aire entre el ramaje de las plantas, lo que minimiza el riesgo de la aparición de hongos. 

 

3. ¿Qué se necesita para cultivar plantas de cannabis en SCROG?

La pieza esencial del kit es la malla, o rejilla, con agujeros grandes que permitan al cultivador entretejer los tallos, y así estimularlos a crecer en horizontal. La malla es barata y se encuentra fácil, incluye unos ganchos en los vértices, que permiten sujetarla a la estructura del armario sin problema. Si tu espacio de cultivo no es uniforme, puedes hacerte una malla (cortando a medida una alambrada de plástico cuadrada, con agujeros grandes, y atándola con bridas). A muchos cultivadores de SCROG les gusta este método, porque permite obtener el máximo rendimiento con el mínimo número de plantas: una o dos plantas (en macetas grandes, y así maximizar el espacio para las raíces), pueden fácilmente ocupar todo el espacio de cultivo. Otra herramienta muy útil es una cuerda para jardín, flexible y gruesa, para atar las ramas durante el proceso de SCROG.

 

4. ¿Cuáles son las mejores variedades de cannabis para cultivar con el método SCROG?

Esta técnica se puede aplicar a la mayoría de plantas de cannabis, y funciona especialmente bien en las variedades Sativa, ya que se estiran hacia la luz por naturaleza (con los consecuentes problemas de espacio que causa, en un armario de cultivo). Las variedades de Paradise Seeds, que han mostrado excelentes resultados en SCROG, son L.A. Amnesia y Atomical Haze (ambas variedades Sativa), Ice Cream y Durga Mata (Índicas), Opium y Nebula (híbridos). Debido a su limitado tiempo de vida, no se recomienda cultivar variedades de cannabis autoflorecientes en SCROG.

 

5. ¿El SCROG supone más trabajo en el cultivo?

¡No te vamos a mentir, la técnica SCROGpara elcultivo de cannabis requiere algo detrabajo extra! El objetivo del SCROG es que los cogollos se distribuyan en el espacio de cultivo, y esto exige entrenar a la planta. La planta de cannabis es un ser vivo que solo quiere crecer; esto significa que el cultivador tiene que estar en control de la situación, y dedicar algo de tiempo entrelazando esas ramas para garantizar que la canopia se desarrolla de forma homogénea, con la misma altura. No obstante, cuando llegue la cosecha, el esfuerzo extra habrá valido la pena.

 

6.  ¿Qué altura deben tener las plantas de cannabis antes de aplicar el SCROG?

Depende del cultivo, pero una buena altura para empezar a hacer SCROG son entre 25-45 cm.

 

7. ¿Qué son el topping y la poda en el cultivo de cannabis? y ¿Por qué son necesarias para el SCROG?

¡Cuando cultivamos cannabis en SCROG, existen un par de pasos previos necesarios para encauzar las plantas en la dirección correcta, y así promover el crecimiento horizontal! El primero de estos pasos es el ‘topping’, o poda apical, que significa, simplemente, cortar la punta del tallo principal de la planta. Esto se hace cuando la rama cuenta, al menos, con 5 nodos, que es donde empiezan a crecer nuevos tallos. Este proceso estimulará a la planta a crecer hacia los lados, y las ramas se desarrollarán en dirección horizontal, en lugar de vertical. Cuando las ramas más fuertes hayan aparecido, poda las ramas inferiores más débiles, para que la planta no emplee su energía en ellas.

 

8. ¿Cómo aplicar el SCROG a tu cultivo de cannabis?

Antes de empezar con el proceso, espera hasta que este crecimiento horizontal haya sobrepasado unos 2-3 cm la malla. El objetivo es llenar la malla de manera uniforme, así que tómate tiempo para concretar la dirección hacia la cual vas a entretejer cada uno de los tallos, y asegúrate de que aprovechen el espacio al máximo (i. e. ¡no dirijas todas las ramas hacia la misma dirección!). Al finalizar las sesiones de entrenamiento, emplea una cuerda para jardinería para atar las ramas suavemente en su lugar. El objetivo es llenar la malla por completo, de forma homogénea.      

 

9. ¿En el SCROG, doblar y torcer las ramas causa daño a la planta?

¡No! A menos que seas un auténtico Ralph el Demoledor, las plantas de cannabis son extraordinariamente fuertes y versátiles en la fase vegetativa. Si lo haces con delicadeza, puedes doblar y retorcer las plantas sin problema, que no les harás daño en absoluto. No obstante, al principio, la sensación es un poco extraña y habrá momentos en los que toda persona que se inicia en el SCROG piense: “¡O no! ¿qué he hecho?” mientras observa sus preciosas plantas todas desfiguradas, tal que un “círculo de la cosecha” fallido. ¡Pero, no te preocupes, en uno o dos días se recuperarán y estarán listas para más entrenamiento! Una vez las plantas florezcan, la cosa cambia y debes intentar no estresarlas demasiado.    

 

10. ¿Se puede aplicar el SCROG a cultivos de cannabis de exterior?

¡Sí, se puede! De hecho, emplear el método SCROG en el cultivo exterior de cannabis aporta muchos beneficios. Para empezar, esta técnica proporciona seguridad extra contra los hongos que llegan en otoño. Gracias al control de la forma del crecimiento, una planta de exterior cultivada en SCROG es mucho más fácil de proteger de la lluvia. ¡Otra ventaja es que las plantas de cannabis son mucho menos visibles para los vecinos fisgones, que cuando éstas crecen en vertical! 

La diferencia obvia es que, al contrario de las cuatro paredes que tenemos en un armario de cultivo, una planta de exterior carece de puntos de sujeción. No obstante, este no supone realmente un problema ya que, colocando cuatro estacas en las esquinas de la planta (tan fácil usar como cañas de bambú cortadas a medida), proporcionará una base para soportar la malla.

A diferencia de un cultivo de cannabis interior en SCROG, en el cultivo exterior hay que tener en cuenta factores tales como el follaje de alrededor y el acceso a la luz (i. e. ¿la vegetación que rodea el cultivo impide que le llegue la luz del sol a las plantas?). Como las plantas estarán listas para la cosecha en setiembre/octubre, hay que tener en cuenta la posición del sol (el cual estará más bajo durante esos meses, que en pleno verano). 

Por esta razón, colocar la pantalla a una altura de 50 a 60 cm puede mejorar notablemente la exposición de las plantas a la luz solar.