autoflowers

Una de las cuestiones que nos preguntan a menudo quienes se inician en el cultivo de cannabis es: ¿cuándo es el mejor momento para plantas semillas de cannabis en exterior? Esta es una buena pregunta porque, cuando se trata de plantar semillas de cannabis, el timing lo es todo si queremos maximizar la temporada de cultivo. La respuesta más básica sería que es seguro plantar semillas de cannabis en exterior en primavera, una vez desaparecido el riesgo de heladas en el suelo. 

El lugar donde se cultiva dicta el mejor momento: para quienes cultivan en el hemisferio norte, normalmente entre las latitudes 45° - 55°, tenemos que distinguir entre las latitudes meridionales y las septentrionales. En las regiones ubicadas más al norte, tales como Holanda, esto significa plantar a mediados de mayo, cuando el riesgo de heladas ha pasado y la temperatura del suelo es lo suficientemente elevada. Para quienes cultivan en regiones ubicadas más al sur, en el hemisferio norte, alrededor de la región mediterránea, se puede plantar semillas de cannabis en exterior en abril (y, posiblemente, desde mediados de marzo, en las zonas más al sur y en áreas costeras); si bien plantar a principios de mayo es la apuesta más segura.

No obstante, un cultivador de exterior inteligente comenzará a planear su cultivo en exterior en marzo, y hay algunas cosas que puedes hacer para comenzar el proceso bien y pronto. Los siguientes tips son una guía para todo/a cultivador/a que quiera maximizar el potencial de la temporada de cultivo en el hemisferio norte. 

1) Escoge bien tus semillas de cannabis

Marzo es un buen momento para ponerse manos a la tierra con los preparativos, y determinar qué semillas de cannabis plantarás en tu jardín este año, escoger las semillas adecuadas te dará una provechosa ventaja inicial. Paradise Seeds posee más de 40 variedades entre las que elegir, así que tenemos una variedad para cubrir las necesidades de cada cultivador/a: empezando por el tipo de variedad (Sativa, Índica o Híbrida), y terminando con el sabor y el efecto. Otra categoría clave para cualquier cultivador de cannabis es la idoneidad de la variedad con respecto al clima, y las condiciones ambientales donde se está cultivando: ya sea una variedad resistente a los hongos, como la Spoetnik#1 o una planta sedienta de sol, como la Dutch Dragon.      

2) Comienza a cultivar tus plantas en interior
Si bien la mayor parte de cultivadores forman parte del club de “cultivadores al fresco”, y carecen de un equipo complementario de cultivo en interior; una manera fácil y económica de empezar la temporada de cultivo exterior con buen pie, es empezar a plantar en interior. Un espacio pequeño, (un armario, por ejemplo) puede ser transformado fácilmente en un vivero temporal para tus semillas y plántulas de cannabis, solamente con una simple lámpara (y, tal vez, un calefactor para mantener el frío a raya, ¡durante las frías noches de primavera!). Los primeros días, todas las semillas necesitan una luz hacia dónde dirigirse, y esto podemos conseguirlo con una lámpara CFL o una bombilla LED barata. Con este equipamiento montado, quienes cultivan cannabis en exterior pueden germinar sus semillas y adelantar sus plántulas, al menos, un mes, ¡para que las plantas alcancen el suelo sanas y listas para empezar!

* Bonus tip: Las noches frías, pueden retrasar la germinación de las semillas de cannabis, por lo que es importante tener eso en cuenta. Asegúrate de germinar en un lugar oscuro y cálido.

3) Proporciona a tus semillas de cannabis su propio micro clima

Las primeras semanas son cruciales para el desarrollo de la semilla de cannabis, y es importante proporcionar el mejor comienzo a tu planta de cannabis: ya sea en una enfermería interior o en el alféizar de una ventana. El descenso de las temperaturas durante la noche también puede afectar al crecimiento de las nuevas plántulas, que son vulnerables hasta que están establecidas. Un simple bioma casero, hecho con el cuello de una botella de plástico (sin tapón), servirá para aislar un poco tus plántulas de cannabis. Echa un vistazo al episodio de Skunkworks , donde Top Shelf Grower’s transforma cosas que podemos encontrar fácil por casa, en unas bandejas de germinación/semilleros muy eficientes. 

4) Incorpora algunas autos para una cosecha temprana extra
Las semillas feminizadas poseen el potencial de generar plantas más grandes y cosechas más abundantes, pero incorporar un par de autos a los planes de cultivo en exterior, recompensará al cultivador con una cosecha bonus a principios de verano. Las plantas que dependen del fotoperíodo (plantas feminizadas), necesitan unos meses para crecer, ya que no brotan hasta que cambian las horas de luz y oscuridad al final del verano/principios de otoño. Las variedades autoflorecientes, como son Pandora y Auto White Berry, estarán listas para cortar en solo 9-10 semanas. Germina tus semillas de cannabis y mantenlas dentro hasta mediados de abril. Plántalas fuera a mediados de mayo, y estarán listar para la cosecha entre mediados y finales de junio (aprovechando así el poder del sol de mitad del verano).

5) Prepara el suelo

Cualquier cultivador con experiencia te dirá lo importante que es escoger el medio de cultivo adecuado para tus plantas, y esto es tan cierto para el cannabis como lo es para las frutas y los vegetales. El mes de marzo es un momento perfecto para preparar el sustrato y dejarlo reposar durante un par de meses, permitiendo a las bacterias beneficiosas y hongos desarrollarse, y que tengan tiempo para ajustar el pH (si se necesita algún cambio). Un sustrato que haya reposado, tendrá los nutrientes necesarios para lograr un buen enraizamiento de las plántulas, cuando las trasplantes en mayo. La mayoría de cultivadores de exterior poseen el espacio y los recursos para preparar su propio sustrato, y Paradise Seeds te ofrece una guía básica sobre los componentes necesarios para producir tu propio sustrato para cultivar cannabis perfecto