¿Qué es el CBG y cuáles son las propiedades medicinales que lo hacen único?

¿Qué es el CBG? Apodado como “la madre de los cannabinoides”, si no lo conoces todavía no tardarás en hacerlo. El CBG (Cannabigerol) será probablemente el siguiente cannabinoide en ser el centro de las miradas de la comunidad científica así como de usuarios de cannabis medicinal, ya que posee ciertas cualidades únicas muy beneficiosas para la salud.

Pero ¿Qué es el CBG y cómo puede exactamente beneficiar a nuestro organismo? Es el precursor (o mejor llamémosle molécula progenitora) a partir del cual los cannabinoides THC y CBD son sintetizados, durante la fase vegetativa de la planta de cannabis. Por ser el primer cannabinoide que se forma, siendo la base para el desarrollo de los demás cannabinoides, se le conoce como “la madre de los cannabinoides”.

CBG

¿Qué es el CBG? ¡Buena pregunta!

Si bien hoy en día la pregunta de “¿qué es el CBG?” puede que ronde la cabeza de mucha gente, te sorprenderá saber que fue descubierto por primera vez hace muchos años, en 1960, por científicos que estaban analizando hachís. Por ser un cannabinoide menor, presente en baja proporción en muchas variedades, ha permanecido en la sombra hasta ahora, pero al mismo tiempo que la ciencia avanza en el conocimiento de muchos componentes del cannabis (480 y subiendo…) la importancia del CBG se está volviendo evidente.

Des del punto de vista de la salud, es la relación que establece el CBG con el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo, lo que está despertando el interés. Tal y como te contamos en nuestro reciente artículo sobre el CBD, el sistema endocannabinoide mantiene el cuerpo en equilibrio y, por lo tanto, en buena salud. El sistema endocannabinoide (ECS), que fue descubierto recientemente en 1990, es una área de estudio fascinante para la ciencia médica, y se vincula con la regulación de funciones tan vitales para el cuerpo como son la memoria, el sueño, el apetito y el estado de ánimo.

El CBG y el sistema endocannabinoide

El cuerpo humano produce sus propios endocannabinoides, cuando el cuerpo los necesita, y estos se unen a los receptores ubicados en los sistemas nerviosos central y periférico. En la conferencia celebrada recientemente en Praga, EuroAm, el Dr. Jokūbas Žiburkus, profesor asociado de la Unviersidad de Houston y Director de Florence World, explicó que el sistema endocannabinoide gobierna muchos más procesos corporales de los que pensamos: incluyendo el subidón que experimentamos al hacer ejercicio (conocido en ciencia como “the runner’s high”), y la satisfacción que experimentan los bebés cuando gozan de la leche materna.

Los estudios demuestran además que el THC también se une a estos receptores generando una amplia gama de efectos asociados con el subidón, desde pensamientos en espiral que se transforman en tangentes, hasta sensaciones de euforia, ansiedad… y el deseo de engullir comida cuando nos entran los munchies (la gula del fumeta para los hispanohablantes).

¿Por qué el cuerpo humano y la planta del cannabis comparten un sistema donde intervienen los cannabinoides? Para un estudio publicado en el Genome Journal en 2018, se creó un mapa cromosómico del cannabis y, durante el proceso, tuvo lugar un descubrimiento que ha sido extensamente tratado con posterioridad. Este descubrimiento fue un virus antiguo que podría haber conducido a las mutaciones genéticas que dieron lugar al THC y CBD de la planta del cannabis. Existe, por lo tanto, la posibilidad de que este mismo virus infectara a los humanos y la mutación genética resultante contribuyese a la formación del sistema endocannabinoide o, por lo menos, estimuló la receptividad del cuerpo a los componentes de la planta del cannabis.

Ahora introduzcamos el CBG en esta historia. ¿Por qué? Por que uno de los beneficios médicos vinculados al CBG es su rol como potenciador del sistema endocannabinoide; y que puede elevar los niveles y, por lo tanto, corregir desequilibrios que puedan causar daños a nuestra salud. A este respecto, el CBG posee una capacidad similar al CBD. Otras condiciones para las cuales el CBG está mostrando potencial terapéutico es la ansiedad, el insomnio y como remedio para los efectos negativos del THC como puede ser la psicosis. De particular interés para la comunidad científica es el poder del CBG para combatir la caquexia que produce la quimioterapia: el desgaste corporal consecuencia de este tratamiento contra el cáncer.

El futuro del CBG

¿Dónde encontramos el CBG? Esta “madre” de los cannabinoides se encuentra en todas las variedades de cannabis pero normalmente en proporciones muy pequeñas (ya que se sintetiza en otros cannabinoides durante la etapa de crecimiento de la planta). No obstante, existen algunas variedades que por naturaleza poseen niveles más altos, incluídas la cepa de cáñamo industrial Santhica y la GSC (Girls Scout Cookies), conocidas por contener altos niveles de CBG en comparación a otras variedades. Paradise Seeds tiene su propia versión de esta cepa, Space Cookies, cuyo efecto se caracteriza por una sensación de harmoniosa relajación.

¿Qué le depara el futuro al CBG? Pocos años atrás, nadie hubiese predecido que el CBD se haría tan popular por sus propiedades medicinales, y acogido por la comunidad de consumidores mainstream. Es muy probable que el CBG siga la misma trayectoria que el CBD, con una explosión de nuevos productos con CBG en los próximos años. Como parte de su programa de I+D propio, Paradise Seeds está trabajando en una cepa con un alto contenido en CBG, y hablando con sus socios de la comunidad científica y médica sobre sus aplicaciones y usos potenciales. ¿Hay alguna posibilidad de que un banco de semillas de Ámsterdam lance al mercado una variedad rica en CBG en un futuro próximo? ¡Entérate de nuestros movimientos en nuestra web!