United Nations Council ChamberEs esa época cuando el Team Cannabis honra a su planta favorita con festivales, eventos y demostraciones públicas de apoyo alrededor del mundo. La fiesta crece cada año y se vuelve cada vez más difícil para las autoridades ignorar las peticiones de reforma. Este año, el 420 coincide también con un debate simbólico en el escenario mundial: el UNGASS.

El debate UNGASS coincide con el 420

Puede sonar como una nueva técnica de extracción de cannabis, tendencia en los ambientes hipster. Pero UNGASS es, en realidad, otro de esos maravillosos acrónimos de la ONU. Hace referencia a United Nations General Assembly Special Session, y abril es el mes en el cual la atención de los estados miembros se centra en las drogas… o “el problema mundial de las drogas”, y como gestionarlo.

Esto es potencialmente significativo porque muchas de las leyes que gobiernan el consumo de cannabis (o su carácter ilegal) están influenciadas por la Convención única de 1961 sobre estupefacientes, según la cual la marihuana, cannabis, hachís (¡o cómo sea que quieras llamarlo!) se clasifica como narcótico.

¿Por qué es UNGASS 2016 un asunto importante?

Guerra contra las DrogasLos EUA han utilizado tradicionalmente la convención como una espada moral en su rol de policía global contra las drogas desde 1970. Sin embargo, por primera vez desde que empezara la Guerra contra las Drogas, existe una voluntad real por parte de grandes nombres del poder mundial para debatir entorno a la legalización de la marihuana.

Pero mientras los EUA abrazan a María y el Canadá habla abiertamente sobre la posibilidad de convertirse en el primer país del G7 en legalizarla, muchos países de la “esfera” americana (Colombia, Jamaica, México) están empezando a explorar sus propias oportunidades para expandir su potencial cannábico. Mientras tanto, en Europa, aunque aún se presenta complicada la legalización, parece que se está avanzando hacia una atmósfera de tolerancia.

Sin embargo, no nos hagamos ilusiones. El cambio real requiere consenso internacional y existen dos grandes “elefantes en la sala” (¿o deberíamos llamarlos el Oso Ruso y el Panda Chino?) los cuales no son precisamente conocidos por su amor al cannabis.

¿Terminará la prohibición del cannabis con el UNGASS?

Soldado UNEscenario de ensueño: las naciones del mundo se reúnen y se dan cuenta de que los hicimos mal y que mejor que criminalizar debemos reformar, regular, educar y tratar la adicción a las drogas como una cuestión de salud.

Escenario del mejor de los casos: un cambio en la retorica de la Guerra contra las Drogas con más énfasis en la reducción de daños, abriendo el camino a los estados para seguir programas de descriminalización/legalización de manera individual.

Escenario del peor de los casos: debates sin consenso (véase cambio climático, sustituyendo el desacuerdo “ideológico” por “económico”) y ningún cambio en el status quo.

Unas palabras de Kofi Annan

Kofi AnnanEn un ensayo de reciente publicación en una revista alemana, Der Spiegel, el ex – secretario de la ONU, Kofi Annan, critica la prevalencia de las emociones por encima de la evidencia en las políticas nacionales de drogas.

Argumenta que gastamos 100 billones de dólares como mínimo para aplicar la prohibición global cuando un total de 300 millones de personas utilizan drogas en el mundo, alimentando un mercado negro que mueve 330 billones de dólares al año.

Kofi Annan aporta cuatro argumentos simples para la legalización que ayudaría a proteger “la salud y el bienestar de la humanidad” – la intención primera de la Convención única de 1961 sobre estupefacientes:

  • Descriminalizar la posesión.
  • Aceptar que un mundo libre de drogas es un objetivo imposible.
  • Sustituir la represión por regulación y educación.
  • Reconocer que las drogas deben ser reguladas, precisamente, porque encarnan un riesgo.

Para todos y todas los/as usuarios/as de cannabis, y muchas gente instruida que no consume, estos son argumentos de sentido común de un respetado hombre de Estado. Tendrían que ser incuestionables. Sin embargo, en un mundo donde el próximo presidente de los EUA podría ser un hombre con serrín en la cabeza, el sentido común a menudo se pierde.

¡Así pues, este 420, enciende un porro y pon tus esperanzas en un cambio en el escenario mundial! Tenemos que ser positivas/os acerca de la dirección hacia la cual UNGASS puede llevarnos, pero sin dejar de estar preparadas/os para una decepción…