¿Son los cannabinoides el futuro de la medicina? - Paradise Seeds Cuanto más aprendemos sobre el cannabis, más descubrimos sobre su magnificencia. Por supuesto, aquellos que forman parte de la comunidad cannábica han estado diciendo esto al mundo durante años… Sólo ocurre que, ahora, ¡es cuando el resto del mundo empieza a escuchar!

Desde que los científicos están desvelando los misterios de la marihuana y empiezan a entender cómo esta funciona, nuevas puertas se abren en relación a cómo podemos usarla como medicina. La clave para sacar el mayor provecho del cannabis en su vertiente medicinal, son los componentes químicos producidos por sus flores, conocidos como cannabinoides; y estamos aprendiendo cada vez más acerca de sus poderes únicos.

Lo que hace especial a los cannabinoides es que parecen emular a los endocannabinoides producidos por el cuerpo humano, que ayudan a mantener la salud y la harmonía de nuestros sistemas corporales. Beneficiándose del potencial de los cannabinoides, la medicina puede, teóricamente, abordar los fallos de nuestro sistema endocannabinoide personal y, por lo tanto, tratar condiciones médicas.

¿Cuántos cannabinoides podemos encontrar?

El más conocido es el THC (Tetrahydrocannabinoide) y el CBD (Cannabidiol), pero estos son solo dos compuestos de muchos. ¿Cuántos? Vamos a decir que la ciencia está descubriendo aún nuevos cannabinoides. ¡El Dr. David Meiri, de Techion, dijo a la audiencia de Cannatech que su laboratorio en Israel ha detectado 144 cannabinoides en sus investigaciones!

Gracias a la investigación científica, cada vez se conoce más sobre estos particulares componentes con cualidades propias, que son útiles para el campo de la medicina. En muchos casos, se ha demostrado que las combinaciones particulares de ciertos componentes cannábicos son incluso más efectivas como medicina. Otros cannabinoides que se conocen bien son: el CBC (Cannabichromeno), el CBN (Cannabinol), el CBG (Cannabigerol) y el THCv (Tetrahydrocannabivarin):

CBC: del mismo modo que el CBD, es un componente no psicoactivo (no coloca). Ha sido investigado por sus propiedades antinflamatorias, antitumorales y antidepresivas; y un estudio realizado en 2013 sugiere que incluso estimula el crecimiento de nuevas células cerebrales.

CBN: en Italia se han realizado estudios que indican que el CBN posee cualidades antibióticas (resistencia a infecciones por MRSA), mientras que su capacidad para estimular endorfinas lo convierte en efectivo (igual que el THC) como analgésico. Pruebas de un laboratorio en California evidencian también su efectividad como sedante, al mismo nivel que el Valium.

CBG: este componente ha sido objeto de mucho interés en los círculos de investigación científica. Posee propiedades antibióticas y antifungi significativas, y se dice que sus cualidades analgésicas son más fuertes que el THC y el CBN.

¿Son los cannabinoides el futuro de la medicina? - Paradise Seeds THCv: uno de los componentes que ha sido estudiado por su efectividad como anticonvulsionante, reduciendo las convulsiones causadas por la epilepsia. También se ha demostrado que contrarresta los efectos psicoactivos del THC, por lo que ofrece un potencial importante para paliar la psicosis inducida por el cannabis.

El comienzo en la investigación de los Cannabinoides

Con cada estudio científico sobre los cannabinoides, entendemos un poco más. Las buenas noticias son que, mientras el tiempo corre, la ciencia entiende más sobre cómo los cannabinoides pueden ser más efectivos. Las no-tan-buenas noticias son que existe un largo camino por recorrer todavía, para que nuestro endendimiento sea completo.

A modo de ejemplo, dirigiéndose a la audiencia de Cannatech, el Dr. Meiri habla sobre su investigación y la búsqueda por descubrir cómo abordar con éxito enfermedades específicas con la combinación de cannabinoides más efectiva. Habla sobre cómo se trataron con cannabis 3 tipos de células cancerígenas (mama, cólon y próstata), cultivadas en el laboratorio. El resultado fue que, en 2 de los cánceres, el cannabis tuvo un efecto positivo (matando las células cancerígenas), mientras que en el tercero no lo hizo.

¿Su conclusión? “No es verdad que el “cannabis” sea bueno para el cáncer.” Cada variedad de cannabis es, de hecho, una medicina distinta y, por lo tanto, la tarea es encontrar qué variedad/componentes funcionan para cada enfermedad específica. Si lo que él está proponiendo es correcto, un extracto genérico de cannabis (compuesto de distintos variedades o distintas cosechas) puede no ser efectivo si no contiene el equilibrio relevante de cannabinoides para tratar una condición específica.

En la línea de desarrollos más amplios dentro de la medicina, el futuro de los medicamentos a base de cannabis parecería depender de la personalización del tratamiento: encontrando la correcta combinación de cannabinoides para tratar condiciones particulares. A medida que vamos entendiendo más sobre estos componentes del cannabis, podremos desbloquar nuevas puertas para su aplicación en la medicina.