¿Todos los policías odian el cannabis? - Paradise SeedsLas Naciones Unidas estima que existen 158,8 millones de usuarios de cannabis en todo el mundo, un 3,8% de la población del planeta. Gracias a la Guerra contra las Drogas, esa cifra representa un montón de gente que es criminalizada de acuerdo, únicamente, con el hecho de que poseen la pasión de disfrutar de un poquito de María en su vida diaria.

Levanta la mano si eres un ciudadano respetuoso con la ley en cualquier otro ámbito pero que, gracias a tu amor por el cannabis, el corazón te da un vuelco cada vez que caminas por la calle y ves un agente esperando en la esquina o ves un coche de policía detrás de ti. ¿No es agradable ser criminalizado innecesariamente, o si?

Sin embargo, los policías son también personas (…en serio… ¡lo son!) y un creciente número de ellos empiezan a albergar dudas sobre las leyes anti-cannabis que están obligados a hacer cumplir. Se han llevado una decepción con la legislación en materia de drogas que criminaliza al usuario y crea un caldo de cultivo perfecto para que florezca el crimen organizado.

Policías buenos

¿Todos los policías odian el cannabis? - Paradise SeedsLEAP lucha por una Legislación Contra la Prohibición (Law Enforcement Against Prohibition) y fue fundada en Estados Unidos el pasado año 2002 por 5 agentes de policía que estaban decepcionados con la Guerra Contra las Drogas. Durante los últimos 15 años ha crecido como organización y ahora LEAP está representada en muchos países del mundo.

El objetivo de la organización es mostrar a los legisladores, a los medios y al público en general que las actuales políticas de drogas están fallando. Esta tarea la llevan a cabo mediante la educación, de la cual el mayor factor es su propia experiencia persiguiendo una guerra contra las drogas que, a su juicio, no se puede ganar.

En este proceso, su objetivo a largo plazo es restaurar el respeto de la población hacía la policía, que es atacado cada vez que alguien como tu es arrestado por poseer unas pocas plantas de marihuana en un armario o en tu ático; o por estar en el sitio equivocado en el momento equivocado con algunos gramos de maría o hachís en tu bolsillo.

Para los miembros de LEAP, antiguos “guerreros contra la droga” que estuvieron en el frente, los criminales reales son las bandas organizadas que se aprovechan del tráfico, el miedo y la miseria.

Policía bueno, guerra mala

Do All Cops Hate Cannabis? - Paradise SeedsUn nuevo libro, “Policía bueno, guerra mala”, es la historia de primera mano de un detective inglés que estuvo infiltrado en bandas de traficantes de drogas del Reino Unido. El autor, Neil Woods, es el director de LEAP UK.

Woods describe cómo un día tuvo una epifanía: “Cada año la policía se vuelve mejor en cazar a traficantes de drogas, y el modo más efectivo para los traficantes de devolverse es el uso del miedo y la intimidación contra potenciales informantes.” El resultado es una espiral creciente de violencia e intimidación.

Neil Woods reivindica que la propaganda contra las drogas exagera el problema de la droga y que los estudios muestran que únicamente el 10% de los usuarios desarrollará un problema con las drogas. En una entrevista con el periódico inglés The Guardian reivindica que es hora de un cambio en la actitud del gobierno hacia las drogas, que corresponda con los cambios que ha habido en la percepción de la sociedad en general.

El autor hace una comparación con el cambio de actitud respecto la homosexualidad en los Estados Unidos de América y en Canadá durante los últimos 20 años: “No hubo una revolución en sí. La sociedad únicamente pensó colectivamente: Ok, entonces alguna gente es gay. Y más tarde las leyes cambiaron. Bueno, las cosas están cambiando rápido en lo que a la percepción de las drogas se refiere. El tema está a la orden del día.”

Advertencia: muchos policías no están de acuerdo con la filosofía de LEAP, así que siempre es mejor proceder con precaución… a menos, por supuesto, que seas el mago Calen Morelli que lleva las cosas al límite en su vídeo hit: