¿Cultivas marihuana en exterior? Ha llegado esa época del año en que el moho empieza a ser una preocupación para quienes cultivan en exterior… A medida que bajan las temperaturas y comienza la húmeda época otoñal, las esporas de moho se activan y tus pobres plantas de marihuana son un blanco fácil.

Tantas cosechas de cannabis se han perdido por esta causa… pero si estás preparado, puedes servirte de ciertas técnicas de prevención efectivas contra el moho. ¡El equipo de Paradise Seeds te trae unos consejos indispensables para ayudarte a proteger tu cultivo de exterior contra el moho este otoño!

mold

1. Conoce a tu enemigo

El moho en los cogollos de cannabis (o botrytis) llegará con sigilo; tal vez el primer signo de su presencia será la decoloración de una pequeña hoja en una cola, o toda una región de un cogollo que muestra una ligera pérdida de color (a menudo gris, azulado o blanquecino). Con una observación más detallada, descubrirás algo de putrefacción en tu cogollo, que se expande desde su interior hacia fuera (por esta razón es tan elusivo).

Para entonces, el moho habrá llegado, y el único margen de maniobra que nos queda es tratar el problema, y hacerlo inmediatamente eliminando las partes infectadas. Si tus cogollos están bastante afectados, lo más recomendable es cortar las plantas en cuestión para minimizar los daños y así salvar tu cosecha. En el invernadero, una vez detectado el moho, ya es demasiado tarde y deberás cosechar el resto de tus plantas (estén o no infectadas) lo antes posible.

Asegúrate de esterilizar tus tijeras (utiliza alcohol etílico) antes y después de eliminar y destruir todos los cogollos infectados. No seas iluso o ilusa y creas que puedes “cortar las partes malas”. Esos cogollos probablemente contengan esporas de moho que no puedes ver y no querrás que terminen en tus pulmones…

2. Prevención del moho en el cannabis: lo elemental

¡Actúa ahora, y tendrás la oportunidad de mantener a este viejo enemigo alejado de tus plantas! ¡La clave para mantener el moho a raya es tener unas plantas sanas, y darles la mejor protección para que puedan terminar su tarea brindándote una cosecha exquisita!

Tanto en invernadero como en exterior, los elevados niveles de humedad, la humedad superficial y la falta de ventilación son las causas principales de la aparición de moho en tus cogollos de cannabis. En consecuencia, asegúrate de que tus plantas cuentan con espacio suficiente entre ellas para garantizar la circulación de aire a su alrededor y una adecuada exposición a la luz, y asegúrate de tener la humedad bajo control.

En el invernadero, esto significa aperturas para la ventilación o el uso de ventiladores si es necesario. Para cultivos de exterior, el desafío es evitar que tus plantas queden empapadas por la lluvia, y ¡estar siempre al tanto de la previsión del tiempo! Algunas posibles soluciones son trasladar tus plantas al interior (algunos cultivadores y cultivadoras incluso preparan una tienda de campaña en el jardín para este propósito), o cubrir tus plantas (emplea cañas de bambú u otro material y láminas de plástico para construir un tipi a modo de protección).

3. Beschneide und erziehe Deine Cannabispflanzen

Conseguir la ventilación que tus plantas de cannabis necesitan puede implicar algo de poda una vez iniciada la fase de floración. Realizando algo de poda lollipop a tus plantas reducirás la cantidad de hojas. Puedes también aplicar algo de LST (Low Stress Training)  a las ramas laterales para que tus cogollos queden más expuestos a la luz y la circulación del aire. Con tus cogollos bien separados y más pequeños, incluso si pierdes una gran cantidad debido al moho, ¡muchos de ellos estarán todavía ilesos! 

4. Adapta tu horario de riego

A medida que se desarrolla la fase de floración, intenta regar por la mañana para que el agua no quede estancada toda la noche. Evita también que las hojas y los cogollos se mojen (riega con cuidado en la base de la planta).

En muchas regiones del norte de Europa y América, el otoño puede traer consigo extensos períodos de lluvia (que pueden durar días), por lo que la humedad del aire será muy elevada. Con lo cual, vale la pena planificar con antelación y reducir dramáticamente tus riegos a medida que la cosecha se acerca. Un cultivador de exterior (52º N) del equipo Paradise de una región particularmente húmeda, recomienda dejar de regar completamente entre una y dos semanas antes de la cosecha, a finales de octubre/ principios de noviembre, para compensar la elevada humedad del ambiente. Tal tarea, obviamente, requiere planificar con tiempo tu último riego con fertilizantes y el lavado de raíces.

5. Añade a la solución de nutrientes una pizca de prevención de moho para tu marihuana 

Unas plantas sanas serán lo suficientemente fuertes para resistir invasores indeseables, por lo que un buen consejo es añadir a tu solución de nutrientes extractos biológicos de própolis y equinácea, tormentilla y aloe, para así reforzar el sistema endógeno de tus plantas de cannabis.

No podemos controlar el tiempo, pero sí el pH de nuestro sustrato. Un pH elevado ayudará a evitar que el moho se expanda, una sugerencia habitual en foros de cultivo es utilizar un spray de leche para rociar las plantas de cannabis en riesgo de infección. A parte de cambiar el pH, existen estudioshttps://link.springer.com/article/10.1071/AP06052#page-1 donde se afirma que las partículas de leche expuestas a la luz natural producen radicales libres de oxígeno, fantásticos como defensa contra el moho y el oídio.

No obstante, muchos cultivadores y cultivadoras son reacios a rociar con leche sus plantas y sí, la idea de cogollos infusionados en “leche agria” ¡supone una verdadera amenaza para cualquier apasionado o apasionada de la marihuana! Un consejo alternativo del equipo de cultivo de Paradise es añadir dos cucharas soperas de yogur natural a tres litros de agua, una vez a principios de setiembre y una vez a principios de octubre, y aplicar la mezcla directamente al suelo.

A continuación, os dejamos dos sugerencias más del equipo de cultivo de Paradise Seeds, para una prevención efectiva del moho:

  • Añade tres cucharadas grandes de bicarbonato de soda a tres litros de agua, junto con jabón de potasio. Este tratamiento se usa como defensa contra el moho, sin embargo, se usa más para prevenir el oídio. Se debe aplicar la solución en la planta preferiblemente de una a dos semanas antes de que las condiciones climáticas se vuelvan húmedas. Si prevees la llegada de las lluvias otoñales, aplica este tratamiento antes de que sea demasiado tarde.

  • Añade cuatro cucharadas soperas de vinagre (¡que no sea balsámico!) a tres litros de agua.

6. Para el año que viene...

Si eres principiante en el cultivo de exterior y vives en una región donde el moho es un problema, entonces el año que viene organiza tu cultivo desde el primer día. Algunas cosas a considerar:

¡Escoge la cepa correcta! algunas variedades están especialmente desarrolladas para prevenir la aparición de moho. Por ejemplo, la Sweet Purple de Paradise Seeds posee cualidades de resistencia contra el moho y los hongos.

¡Entrana a tus plantas! el uso de técnicas de entrenamiento como LST o main-lining, permitirá a la planta desarrollar una estructura con mejores cualidades de prevención contra el moho. Puedes esculpir tu planta para beneficiarte de un buen espaciado entre ramas, una adecuada ventilación, incluso una capa de cogollos consistentes (no dominada por unos cuantos cogollos grandes y gordos en la cúspide de la planta, siendo más propensa a la aparición de moho). Echa un vistazo a Skunk Works Project de Paradise Seeds, una videoguía acerca de cómo realizar la técnica del main-lining paso por paso (visualiza el Capítulo 1 AQUÍ)

¿Macetas vs suelo? Puedes obtener plantas más grandes plantando directamente al suelo, aunque las macetas brindan versatilidad. ¡Puedes moverlas buscando la luz del sol, y esconderlas de la lluvia! Si cultivas directamente al suelo, evita las áreas sombrías.

¿Tienes algún consejo de cosecha propia? ¡Compártelo y ayúdanos a difundir la sabiduría de la cannabicultura! Mientras tanto, buena suerte, y que el moho te eluda este otoño...