Los ojos de todo el mundo estarán puestos sobre Francia este mes de mayo, cuando tendrán lugar las elecciones que decidan el nuevo presidente del país. Para muchos comentaristas políticos, este es el frente de batalla entre los ideales liberales y los conservadores, y el resultado podría tener un grave efecto en el resto de Europa.

Más allá de los titulares (el auge de la insatisfacción popular con el sistema político dominante y la creciente popularidad del sentimiento de derechas); entre los 1,4 millones de fumadores franceses estimados (de una población de 66 millones de personas), también encontramos otro tema candente: la reforma cannábica.

Elecciones en Francia, políticas de drogas - Paradise SeedsLa escena cannábica en Francia

“Liberté, égalité, fraternité” (libertad, igualdad, fraternidad) ha estado siempre un poco vacío para los usuarios de cannabis en Francia que han tenido que vivir su pasión en la sombra. En la actualidad, si usas cannabis en Francia, te pueden multar con 3.750€ y puedes, potencialmente, ir a la cárcel por un año, aunque muy raramente se da el caso. Según una encuesta realizada por el Observatorio de Drogas y Adicciones francés, el 84% de los franceses consideran que la legislación actual es inefectiva y les gustaría que se revisaran las políticas al respecto.

Informes recientes indican que el consumo de cannabis entre la gente joven en Francia es uno de los más altos de Europa. El hachís sigue siendo una elección popular porque es más fácil de esconder y la calidad de la yerba que se encuentra por la calle es, muchas veces, pobre. Sin embargo, existe una generación entera de cultivadores de cannabis (en interior y en exterior) que poseen un buen conocimiento y herramientas sofisticadas para el cultivo.

“Políticos ignorantes, unos medios amordazados, algunas leyendas urbanas, y ya tienes el cóctel perfecto para la Reefer Madness en Francia,” dijo una cultivadora francesa en la feria Spannabis de Barcelona. “Los medios producen documentales que presentan teorías de otra época como la verdad, los miembros del gobierno han declarado públicamente que se le inyecta éxtasis al cannabis para hacerlo aún más fuerte, y no existe material educativo oficial acerca de un uso seguro del cannabis.”

No obstante, frente este panorama encontramos todo un movimiento activista que está ganando terreno en Francia. Organizaciones como la UFCM (Unión Francesa para el uso de los Cannabinoides en la Medicina) y Cannabis Sans Frontieres se encuentran entre las organizaciones que han estado trabajando duro para educar, infromar y presionar en pro de una reforma. El pasado año, hemos cubierto también la actividad de ASUD (auto-ayuda para usuarios de drogas) que está realizando el trabajo que debería hacer el gobierno, promoviendo maneras más seguras de consumir cannabis.

Cannabis Sans Frontières - Paradise Seeds¿Supondrá el cambio de presidente un cambio en las políticas respecto al cannabis en Francia?

¿Existe alguna esperanza para la descriminalización de la yerba en Francia, o incluso la legalización? ¡Depende de con quién hables! Las figuras clave en las elecciones de este mes, para aquellos votantes a los que les gustaría un poco de marihuana en su democracia, son:

- Benoît Hamon (izquierdas, socialista)
No es un gran defensor del cannabis pero está contento de poder criticar el fracaso de la prohibición y es un defensor de la descriminalización controlada con el monopolio del Estado, regulando la distribución en un marco terapeútico. Es una política muy inspirada en el modelo uruguayo.

-Emmanuel Macron (centro, En Marche!)
Aunque al principio reconocía los beneficios que podrían acompañar la descriminalización/legalización, el mes pasado, Macron ha retrocedido para adoptar una postura más anti-legalziación.

- François Fillon ((centro derecha, partido republicano)
Está contra la descriminalización, considera el cannabis como un flagelo y pone el ejemplo del “fracaso” en los Países Bajos. Quiere más poder legal para abordar el tema de las drogas.

-Marine Le Pen (Derechas, Front National)
En 2012, Le Pen dijo que Francia estaba perdiendo la guerra contra las drogas, porque no estaba luchando de verdad contra ellas. Se opone a cualquier laxitud de las políticas de drogas y ha declarado que las leyes deben aplicarse con más dureza, más efectivos policiales y una mayor represión judicial.

¿Quién triunfará en estas elecciones? En la era del Brexit y Trump, predecir el resultado de elecciones como esta es casi imposible, ¡pero muchos esperamos que haya algo de verde en la famosa bandera tricolor, cuando se alce por primera vez para el nuevo presidente!