Jamaican MountainsCasi cuarenta años después del debut del himno cannábico Legalize it de Peter Tosh, su país natal ha dado un gran paso hacia un sueño gracias a la decisión del gobierno a principios de junio. “Doctors smoke it, Nurses smoke it, Judges smoke it” (“los médicos la fuman, las infermeras la fuman, los jueces la fuman”) cantaba Tosh en el clásico de 1976. Después de una reciente declaración del ministro de justicia, quizás incluso los ministros del gobierno la fumen también...

Peter ToshJamaica y marihuana van de la mano como los guisantes y las zanahorias pero, hasta ahora, la isla ha convertido en criminales a muchos de sus ciudadanos por poseer, incluso, pequeñas cantidades de cannabis. Sin embargo, esto está a punto de cambiar con una reforma de ley este verano.

Time Magazine publicó una declaración del ministro de justicia de Jamaica, Mr. Mark Golding, que decía que el gabinete de ministros ha aprobado unas reformas de ley que afectan a la “posesión de pequeñas cantidades de cannabis para uso personal”. Golding añadió que la ley también afectará a su uso en espacios privados, y al uso de “ganja para fines medicinales”. Esto significará multas pequeñas, o trabajos comunitarios, para usuarios con menos de dos onzas (56 gramos).

Los medios de comunicación afirman que la decisión del gobierno de Jamaica forma parte de una moda regional. Voice of Russia escribe que Jamaica está dando respuesta a un entorno más relajado en la región, debido al cambio del estatus legal del cannabis en 22 estados de los Estados Unidos de América (desde la descriminalización hasta la autorización del uso medicinal) y a la legalización por parte de Uruguay. En el pasado, Jamaica se ha resistido al cambio por miedo a recibir sanciones por parte de EUA, al quebrantar los tratados internacionales de drogas.

Ganja en Jamaica

En Jamaica viven casi 3 millones de personas y es una de las islas más grandes del Caribe. Tiene una economía mixta que incluye el turismo (1 millón de personas al año visitan la isla), la minería (Jamaica es el quinto país exportador de Bauxita del mundo), la agricultura (el país produce azúcar, plátanos, café) y el ron.

SaddhuExiste el acuerdo general de que la marihuana llegó a Jamaica por primera vez en el siglo XIX. Después de que la esclavitud fuera “oficialmente” abolida, se introdujo mano de obra india a la isla para trabajar en las plantaciones. Con ella llegaron semillas de la región Kush, que se desarrollaron bien en el clima del Caribe. La palabra ganja proviene del nombre indio del río Ganges (la palabra गंगा en hindi, o gaṅgā).

Algunos estudiosos ven un paralelismo entre los sagrados saddhus de la India y los Rastas, o Rastafaris, de Jamaica. Comparten un sentido de espiritualidad, devoción a la ganja, y parecido en apariencia que han sido vinculados a la influencia india.

El resto del mundo sabía bien poco sobre la cultura jamaicana hasta que Bob Marley convirtió el reggae en una sensación musical internacional en los setenta. En los años que siguieron, el reggae pintó el mundo de rojo, dorado y verde, y acercó la cultura del porro al público general con canciones como Sensimilla (conocida también como sensi o sens) y collieweed.

A pesar de que el clima en Jamaica es perfecto para cultivar marihuana, la cual crece en más de 235 km. a lo largo de toda la isla, esta se ha cultivado en secreto. A la vez que se encuentran granjas más grandes vinculadas al abastecimiento criminal, también existen pequeñas producciones agrícolas gestionadas por gente local que lucha para ganarse la vida.

Algunos ven el proceso de discriminalización como una oportunidad para lucrarse (el “turismo cannábico” ha existido en la isla por mucho años) pero un artículo de la página web de ABC News ha sugerido también que Jamaica está interesada en la investigación para usos medicinales y científicos. En él se escribe que el ministro de justicia Mr. Golding dijo que “no únicamente es erróneo, sino también insensato seguir, con una ley que ilegaliza la posesión de la ganja y sus derivados para fines médicos”.

La marihuana se ha usado como medicina desde que llegó por primera vez a la isla; y habitantes de todas las edades, no solo Rastas, la han usado tradicionalmente en lociones y tinturas para curar enfermedades. Con la nueva reforma de ley, quizás la verdadera oportunidad es aprovechar la tradición medicinal y exportar los beneficios de la planta al resto del mundo.

TL