¿Amas de todo corazón a tu marihuana? ¡Entonces probablemente conocerás la sensación que te invade cada vez que estás en sequía! Esto es particularmente cierto en esta época del año al haber dedicado gran parte de diciembre a los dioses de la fiesta, llegando al clímax al final de 2019...

¿Sientes la necesidad de hacer un reset? Del mismo modo que existen esos “guerreros de enero” que lo dejarían todo por apuntarse al dolor y al castigo extremos en un gimnasio, existe también mucha gente que combina marihuana y fitness.

2020

Todos conocemos bien las típicas bromas al respecto pero hay además evidencia científica que sugiere que los índices de obesidad son significativamente más bajos en los usuarios de cannabis, y que los cannabinoides pueden tener un rol activo en prevenir la diabetes. Los atletas de fondo han hablado sobre la efectividad del cannabis para reducir el dolor muscular e inducir el estado de flujo.

En EUA los gimnasios cannábicos y las sesiones de yoga con cannabis se están popularizando en estados donde la marihuana es legal, aplicando algunas de estas teorías científicas sobre el cannabis al proceso de mejorar la salud. Teniendo esto en cuenta ¿cómo podemos ponernos en forma este nuevo año, a la vez que mantenemos una relación saludable con nuestra fiel compañera María Juana? Aquí te dejamos algunos consejos para convertirte en una versión de ti más saludable.

1) ¿Salud y marihuana? ¡Fuma menos!

Sí, parece obvio, pero el primer paso para cuidar tu cuerpo es parar de introducir tanto humo en su interior. El peor humo que consumes es el del tabaco, que contiene 6.000 químicos distintos, obviamente, con malas consecuencias para la salud. En Europa, es común mezclar el cannabis con tabaco, pero si quieres hacerle un buen regalo de Año Nuevo a tu sistema respiratorio, aprende de nuestros primos Norteamericanos y aléjate del tabaco.

Fumar tu propia yerba, pura, es bueno ¡pero los beneficios terapéuticos del cannabis se consiguen mejor vaporizando! Un vaporizador calienta la yerba a la temperatura necesaria para que esta libere sus componentes terapéuticos, sin los derivados que existen cuando sometes tu marihuana al proceso de combustión que implica el fumar.

Top Tip: si eres un fumador empedernido y aún no te has iniciado en el arte del vapeo, introduce una carga más potente ya que vaporizando el efecto es más suave.

2) Combina cannabis y deporte

¿Por qué castigarte como un espartano cuando puedes leer una hoja (verde) del manual del atleta cannábico y combinar salud y marihuana? Concédele un pequeño placer al dolor. Olvídate de descargar una App de fitness como Strava, que solamente te va a generar estrés cuando te des cuenta de que tus mejores marcas son peores que las de tu vecino de 13 años. En vez de eso, dale un par de tiros al vaporizador o a uno puro e inmersate en la onda saludable de la yerba…

Si no practicas algún tipo de deporte o entrenamiento físico ¡pues empieza! La mayor excusa para no comenzar es ponerse obstáculos en el camino (“necesito empezar a nadar...” “voy a ir al gimnasio...”) ¡Empieza ya! Móntate en tu bicicleta, sal a correr, empuja el suelo con algunas sentadillas, flexiones, abdominales. Todas estas cosas son gratis, todas estas cosas las puedes hacer en casa, ¡y todas ellas te guiarán el camino hacia una mejor condición física!

Top tip: combina deporte con una sativa energizante (¡una índica te mandará de cabeza al sofá!). Por ejemplo, una Nebulao una Jacky White o Atomical Hazede la bodega Paradise.

3) Si quieres marihuana de calidad con verdaderas cualidades terapéuticas prueba el autocultivo

¿Qué vas a poner en ese vaporizador (o verde o pipa)? Si compras cualquier producto legal al menos tienes una mínima idea de si es saludable para el consumo. Si compras en el mercado negro no tienes ni la más remota idea de dónde viene y, por consiguiente, desconoces totalmente si es adecuada para el consumo.

En Paradise Seeds siempre decimos colócate con tu propia yerba y pásate al autocultivo (¡organico por supuesto!). Si eres capaz de consumir de este modo es mejor para tu salud, y la yerba sabe mucho mejor cuando procede de tu propio jardín (¡dentro o fuera!).

Top tip: si eres nuevo en el arte del autocultivo, empieza con una variedad agradecida que sea fácil de cultivar. Por ejemplo: Wappa o Original White Widow l o Durga Mata 

Nuevo año. Nuevo tú. El mismo cannabis. Just do it!

Siempre utilice el conversor de Word a HTML para evitar un código desordenado en sus sitios web!