Phenotypes

Explicación sobre los distintos fenotipos del cannabis

Si eres un fan de Paradise Seeds sabrás que invertimos mucho tiempo en hablar sobre la calidad de nuestras genéticas. Esto se debe a una buena razón, ya que la mayor parte de nuestro breeding tiene lugar en casa, a través de un extensivo programa de I+D, con tal de crear variedades nuevas más estables e uniformes. No obstante, incluso la variedad más estable puede exhibir distintos fenotipos, y este artículo pretende ahondar un poco más en este tema.

Una variedad que es distintiva, se refiere a su genotipo, y si viajamos atrás en la historia del cannabis, comprobamos que todas las cepas que podemos encontrar hoy día, proceden de un número reducido de variedades puras o landraces, las cuales muestran unos rasgos genéticos muy característicos. Por ejemplo, la extremadamente resinosa naturaleza de una variedad Paradise, como puede ser la Dutch Kush , viene programada en su código genético (ADN), en forma de una Índica clásica afgana (genotipo), que ha crecido en las empinadas montañas de la región Hindu Kush durante miles de años, y se conoce por su elevada producción de resina.

¿Qué es el fenotipo?

Si bien los fenotipos se confunden con facilidad, estos poseen diferencias significativas, y no son específicas del cannabis. Considerando que un genotipo está íntegramente vinculado a la acción interna de un ser vivo (ya sea una planta de cannabis, un perro o una persona), el fenotipo es el resultado del genotipo reaccionando a su entorno. 

Desde un prisma científico, las variaciones en los fenotipos (causadas por variaciones genéticas hereditarias como, por ejemplo, la interacción entre el genotipo y el fenotipo), son un prerrequisito para que existan intercambios y selección natural.

Para esos lectores que no tengan una buena relación con la ciencia, ¡vamos a plantearlo de manera sencilla! Como seres humanos, todos compartimos el mismo genotipo, el cual nos distingue de otras especies. 

Sin embargo, todos tenemos distintas apariencias, que representan los distintos fenotipos. Durante generaciones, nuestros cuerpos se han adaptado de forma natural a su entorno, y esto se refleja de forma más acusada en los distintos colores de cabellos, ojos y piel, alturas, y en la predisposición a ciertos tipos de enfermedades.  

Mientras que a las generaciones humanas nos ha llevado muchos años llevar a cabo este proceso, en las generaciones de las plantas esto ocurre mucho más rápido y, durante cientos de años, los humanos hemos estado manipulando el proceso. Tal vez, el ejemplo más famoso de la manipulación fenotípica la puedes encontrar en tu frutería o verdulería local, en una simple zanahoria.

Érase una vez…, estas verduras eran de colores púrpura, amarillo o blanco. No obstante, mucho antes de que los holandeses se volvieran unos expertos en el cultivo de cannabis, poseían una excelente reputación por cultivar zanahorias. En los años 1700, así dice la leyenda, los criadores de zanahorias holandeses crearon las zanahorias naranjas en honor a Guillermo de Orange (William of Orange), fundador de la República de Holanda. Esto lo consiguieron seleccionando fenotipos de una planta de zanahorias, con altos niveles de betacaroteno, que dio a esta verdura su color naranja.

Los distintos fenotipos del cannabis


Muchas de tus variedades favoritas de cannabis comienzan con la lista de deseos de un breeder con las características que le gustaría ver en su nueva variedad de cannabis: desde un sabor y aroma más intensos, pasando por más potencia o mayor rendimiento. Los clones se cogen de una planta madre seleccionada por sus cualidades y, a partir de esas, cientos de plantas nacerán en las generaciones siguientes. De cada generación, solo los fenotipos de algunos especímenes (a veces tan pocos como 1 o 2) presentarán las cualidades buscadas, y serán seleccionadas para la siguiente ronda. Esto se repite hasta que el breeding da lugar al fenotipo ideal.

Volvamos al ejemplo de Dutch Kush. Esta es una planta que se reconoce por exhibir un comportamiento fenotípico dramáticamente distinto. Algunos especímenes producen plantas típicamente Índicas, de corta estatura y forma arbustiva, con hojas de colores diversos; mientras que otras dan lugar a plantas más altas, con hojas de color verde esmeralda. Esto es una consecuencia del rango en la mezcla genética, resultado del cruce entre una planta madre Kush con un híbrido 50/50 (que combina los genes Índica y Sativa).

Otras variedades Paradise Seeds conocidas por producir distintos fenotipos son Ice Cream (con 3 fenotipos identificados), Vertigo (que puede exhibir sabores totalmente distintos y únicos), y Auto Kong 4, para la cual elegimos concentrar dos fenotipos de cannabis distintos (Sativa e Índica). Por lo tanto, las mismas semillas de Auto Kong 4 pueden aportar un sabor más tirando a agrio (prevalencia Índica), o herbal (prevalencia Sativa).

¿Qué factores influencian el fenotipo de una variedad en tu cultivo de marihuana? Este dependerá de factores medioambientales, desde el medio de cultivo a la localización (interior/exterior), la temperatura y el programa de nutrición pueden inducir al código genético a reaccionar distinto. Estos factores también afectan al crecimiento de tu planta, y la realidad es que nunca dos plantas crecerán del mismo modo. La lección más grande para aprender de la naturaleza es que, si bien la genética de una variedad constituye una guía básica, sus características pueden cambiar con frecuencia: ¡cada planta es única!