Donald Trump smoking a joint - Paradise SeedsDonald Trump se convertirá en el 45º presidente de los EUA. Es un acontecimiento que podría haber salido de un cómic de los Freak Brothers o una peli de Harold y Kumar, y de hecho ocurrió en un episodio de Los Simpsons. Pero no es para tomárselo a broma. Tanto si es querido u odiado, ‘The Donald’ protagonizará los titulares, al menos hasta 2020.

En noviembre, coincidiendo con las elecciones presidenciales, 4 estados (California, Massachusetts, Maine y Nevada) votaron para legalizar el uso recreativo de la marihuana; mientras que Dakota del Norte, Montana, Arkansas y Florida votaron medidas legales en relación al cannabis médico. Esto significa que más de la mitad de los 50 estados han votado para legalizar el cannabis médico y recreativo (o una combinación de los dos).

Ahora que Donald Trump está al mando, ¿Qué supone esto para el movimiento de legalización de la marihuana? ¡Como con muchos mensajes de campaña de Donald Trump, lo que realmente piensa es una incógnita! ¡Sin embargo, en Paradise Seeds hemos sacado nuestra faceta de Sherlock Holmes y estamos investigando la evidencia!

Cuatro claves para averiguar si Donald Trump es positivo o negativo para la legalización de la marihuana:

1) ¿Qué dice Donald Trump sobre la yerba?

En 1990 dijo al Miami Herald: “Estamos perdiendo la Guerra contra las Drogas. Es necesario legalizarlas para ganar esta guerra. Tienes que beneficiarte de estos zares de la droga.” Seguidamente, en 2015, dijo al Washington Post: “En lo que se refiere a la legalización de la marihuana pienso que tendría que ser un asunto de Estado, en cada uno de los estados de Norte América. …la marihuana es un tema importante, pienso que debería permitirse su uso médico ¿entendido? ¿estamos de acuerdo? Creo que sí. Por lo tanto creo rotundamente que deberíamos dejarlo en manos de los estados.” Tan lejos, tan bonito…

2) ¿Qué piensa el nuevo gobierno de Trump sobre la yerba?

De acuerdo, en este punto es donde las cosas se vuelven más impredecibles. Su nuevo gobierno está formado básicamente por conservadores (¡diablos, al Secretario de Defensa se le conoce como ‘Mad Dog’!) e incluye el senador Jeff Sessions, el nuevo Fiscal General que se encargará de la justicia y la aplicación de la leyes en el país. Este hombre ha declarado públicamente: “La gente buena no fuma marihuana” y también existen documentos donde asegura que el Ku Klux Klan estaba bien antes de saber que fumaba marihuana. Por el momento, el movimiento por la legalización del cannabis está ganando porque los estados están votando a favor. Sin embargo, la ley federal lo sigue considerando ilegal. Si el senador Sessions quiere empezar una lucha, la industria del cannabis podría pasar un momento crítico.

Donald Trump smoking a joint - Paradise Seeds3) ¿Qué significa la política económica para la yerba?

“¡Haz que América sea grande de Nuevo!” Era el mensaje de campaña presente en todos los hechos, las cifras y las políticas propuestas por parte del equipo Clinton. A la gente sin dinero, sin trabajo, que no albergaban el sentimiento de compartir las recompensas de una economía globalizada, fue este simple mensaje el que les dio esperanza. Ahora que ha sido elegido, Trump debe corresponder. ¿Será consecuente este hombre de negocios con el hecho de que la industria cannábica es la que experimenta un mayor crecimiento en EUA actualmente (ArcView Group), y con las previsiones económicas que aseguran que la industria de la yerba del país tuvo un valor estimado de 7.1 billion de dólares en 2016 (Forbes)? Trump debe encontrar muchos empleos locales para hacer que América sea grande de nuevo y el cannabis puede impulsar el crecimiento en mano de obra que él desea.

4) ¿Qué piensan los nuevos amigos de Trump sobre la yerba?

Vamos a imaginar que la conversación telefónica de Trump con el presidente filipino Rodrigo Duterte fue otro caso de Trump diciendo algo sin querer decirlo en realidad. Duterte dijo a la CNN: “Él deseaba que mi campaña contra el problema de las drogas tuviera éxito. Entendió la manera como lo estamos gestionando y dijo que no hay nada de malo en proteger nuestro país.” Éste es el mismo presidente filipino que utilizó el ejército y la policía para atrapar y matar más de 2000 traficantes y consumidores de drogas desde que fuera elegido en junio.

El tiempo dirá lo que significa la presidencia de Trump para el cannabis. Nosotros esperamos que continúe el buen trabajo que Obama empezó (¡sin inmiscuirse en los asuntos de los estados!), pero es muy probable que ocurran algunos cambios inesperados en los próximos 4 años…