Buscando alternativas seguras para consumir cannabis - Paradise SeedsEste mes, Paradise Seeds tiene un artículo invitado de nuestro viejo amigo Laurent Appel, periodista francés, cineasta y activista. Un experto en políticas de drogas y reducción de daños, trabaja con las organizaciones ASUD (auto-ayuda de usuarios de drogas) y Principes Actifs.

¿Qué significa reducción de daños?

El término «reducción de daños (RD)» en el consumo de drogas empezó a popularizarse en los años '80. Nació vinculado al uso de opioides y después encontró un lugar en ambientes de ocio con los servicios de análisis de sustancias en raves y espacios chill-out.

El concepto de RD es pragmático: las drogas son ilegales y pueden causar serios perjuicios, pero si decides usarlas, úsalas concientemente, con un buen conocimiento del producto y usando las herramientos adecuadas para evitar el mayor riesgo posible.

Estas prácticas tienen apoyo en evidencias científicas y suponen un impacto muy positivo en los usuarios, pero también en cuestiones de salud pública en general. En los últimos cinco años, este acercamiento se ha convertido, lentamente, en una política reconocida globalmente para todas las drogas, legales o no, incluyendo las tres más populares: el alcohol, el tabaco y el cannabis.

Las alternativas a fumar ofrecen un modo más sano de consumir

Buscando alternativas seguras para consumir cannabis - Paradise SeedsCon el uso moderado de cannabis puro, inhalando de la «forma correcta», utilizando vaporizadores o dabs de baja temperatura, e ingiriendo comestibles, comprimidos, gotas o sprays, puedes reducir sensiblemente los riesgos vinculados al modo tradicional de consumir cannabis fumado. Está bien saberlo y practicarlo.

En su primer informe sobre el tema: «Reducción de daños: evidencias, impactos y desafíos» (abril 2010) ("Harm reduction: evidence, impacts and challenges"), el European Monitoring Center for Drugs and Drug Addiction (EMCDDA) incluye una lista de recomendaciones en un capítulo sobre «Reducción de daños para el cannabis» ("Harm reduction policies for cannabis" - Wayne Hall and Benedikt Fischer), Estas son:

• Evitar más de un uso semanal para minimizar los riesgos de desarrollar problemas psíquicos o dependencia.

• Evitar fumar como vía de administración o usar un vaporizador en su lugar, más que fumar en bong o en porro.

• Si fumas cannabis, evitar la inhalación profunda o aguantar el humo con el fin de reducir los riesgos de problemas respiratorios.

Buscando alternativas seguras para consumir cannabis - Paradise Seeds• No conducir o utilizar maquinaria cuando se está bajo sus efectos.

Claro está, que estas directrices no son perfectas. Se necesita más enfásis en evitar la mezcla con tabaco o el ingerir cannabis. También, el patrón de «un sólo uso por semana» no es realista para muchos usuarios de cannabis; sin embargo, es un buen punto de partida.

No existe una campaña promocional masiva en ningún país.

Las recomendaciones de muchos otros expertos muestran la misma evidencia: que debemos desarrollar unas pautas de RD específicas para el cannabis y promocionarlas ampliamente. Pero, de hecho, solo unos pocos gobiernos y sistemas de Salud Pública siguen, de algún modo, estas pautas. La estrategia oficial mayormente utilizada es la promoción de la abstinencia con una inmensa propaganda basada en la evaluación sobre-exagerada de los daños potenciales. Esto es contraproducente y debe ser transformado.

Depende de la comunidad cannábica, por lo tanto, cuidase a sí misma y educarse los unos a los otros en las maneras de reducir el daño. En mi siguiente artículo examinaré más a fondo las técnicas de reducción de daños para el consumo de cannabis como ¡«fumarlo puro»!