En Paradise Seeds estamos entusiasmados con la incorporación de una nueva blogger invitada a nuestro equipo de creación contenidos. La Dra. Viola Brugnatelli es la directora científica de Cannabiscienza, una academia de e-learning para profesionales de la salud en Italia, donde se estudian el cannabis medicinal y el sistema endocannabinoide. La Dra. imparte clases sobre cannabis medicinal en la Universidad de Pádua (Itália), donde también se dedica a la investigación en el Departamento de neurociencia. Además, la Dra. Viola Brugnatelli es embajadora italiana de la IACM (International Association for Medical Cannabis). 

Este mes, en nuestro blog, la Dra. escribe sobre el uso del cannabis para el tratamiento de condiciones dermatológicas.

dermatitis

El cannabis medicinal como tratamiento para la dermatitis


Hasta ahora, los datos disponibles sobre el uso de cannabinoides para el tratamiento de problemas de la piel, indicaban un amplio espectro de potenciales aplicaciones. Desgraciadamente, la mayor parte de los datos actuales proceden de estudios de laboratorio, por lo no que existen ensayos controlados aleatorios. A continuación, veremos las diferentes aplicaciones que el cannabis medicinal posee para tratar la dermatitis.

¿Qué es la dermatitis?
Dermatitis, conocida más propiamente como eccema, es una reacción cutánea inflamatoria, no infecciosa, que genera un sarpullido o irritación, que a la vez causa una picazón, eritema, presencia de vesículas y/o costras. Los tipos de eccemas más comunes son: la dermatitis de contacto, el eccema asteatótico y el eccema atópico. Juntos, afectan alrededor de un 3,5% de la población mundial, y derivan principalmente de factores genéticos y ambientales.

El sistema endocannabinoide: un modulador para la dermatitis.

También en el caso de la dermatitis, varios estudios demuestran que modular la acción del sistema endocannabinoide podría dar buenos resultados. En un estudio llevado a cabo con animales de laboratorio, se descubrió que los receptores CB2 juegan un papel en la dermatitis de contacto, llamada así porque viene causada por el contacto con irritantes o alérgenos. Utilizando tanto los activadores como los inhibidores del receptor CB2, se da un incremento en la inflamación pero, utilizando agonistas inversos (que se unen e inactivan el receptor), sistemáticamente y de forma tópica, el resultado es una disminución de la inflamación. (1)

El eccema asteatótico, que normalmente sufre la gente mayor, causa picor, piel seca, áspera y escamosa, y se agrava habitualmente durante la temporada invernal, debido a la interacción de distintos factores ambientales (tales como jabón y otros detergentes) con la piel. En un estudio a doble ciego aleatorio con 60 pacientes con eccema asteatótico, una crema emoliente con los cannamiméticos (sustancias parecidas a la marihuana) feniletilamina (FEA) y acetylethanolamine (AEA) demostró ser efectiva para mejorar la hidratación, así como la sequedad y el picor de la piel. (2)

La dermatitis atópica es una inflamación repentina de la piel, caracterizada por síntomas de sequedad, picor, eritema y vesículas. Dado que sus causas son desconocidas (se dice que viene dada por una combinación de factores hereditarios, estrés y cambios estacionales) los remedios que existen solo sirven para tratar los síntomas pero no el origen. 

Numerosos estudios han demostrado que la FEA (también llamada phenylethylamine o PEA; un químico hecho de grasa, que sirve como analgésico natural), puede ser un tratamiento muy efectivo en la dermatitis atópica. La feniletilamina inhibe la acción de la enzima FAAH, la cual metaboliza los endocannabinoides; de este modo, incrementa la disponibilidad de anandamida, la cual, a través de los receptores TRPV1 presentes en las celúlas de la piel, produce un efecto de alivio del picor. (3) La FEA también genera una acción anti-picazón, gracias a su acción en el CB2: Mymix, una crema laminar con FEA, alivia la picazón y la inflamación de la piel, y provoca la remisión de la dermatitis atópica. (4) 

Un estudio observacional prosprectivo llevado a cabo con 2456 pacientes de 2 a 70 años de edad, demostró que la aplicación de una crema a base de FEA, además de aliviar los síntomas de la dermatitis atópica, redujo la utilización de medicamentos con cortisona.

Por otra parte, el CB1 podría también jugar un papel importante en el tratamiento de la dermatitis atópica. A este respecto, los preparados con Tetrahydrocannabinol (THC) o similares, también han demostrado ser efectivos para tratar este tipo de dermatitis, señalando así el potencial del cannabis como cura contra la dermatitis. (6)

Acné vulgar 

De forma errónea, se considera el acné como un fenómeno natural durante la adolescencia. En realidad, es una enfermedad inflamatoria, a veces crónica, normalmente causada por una inflamación de las glándulas sebáceas de la piel acompañada de una hiperproducción de sebo, la cual causa los tan odiados granitos, espinillas y la comezón. (7)

Acné y el sistema endocannabinoide

En humanos, se han encontrado endocannabinoides en las glándulas sebáceas, lo cual también ocurre con los clásicos receptores cannabinoides CB2, cuya activación aumenta la producción de sebo.(8) Además del CBD, otros fitocananbinoides han mostrado su efectividad en la reducción de la producción de sebo y la inflamación local, como ocurre con la Tetrahydrocannabivarina (THCV), la Cannabidivarina (CBDV) y el Cannabicromeno (CBC). (9)  En un estudio clínico de 2015, se aplicó dos veces al día una crema derivada de extracto de semillas de cannabis, logrando reducir la producción de sebo y la consecuente eritema (enrojecimiento de la piel), sin presentar efectos secundarios. (10) 

Conclusión

Las patologías de la piel, si bien relativamente nuevo, es uno de los campos de investigación más prometedores en los cuales el sistema endocannabinoide puede tener aplicaciones. Actualmente, no existe mucha investigación realizada en este área, tal vez porque la compensación económica de estos medicamentos (especialmente los productos tópicos), es relativamente modesta en comparación al mercado farmacéutico de otras condiciones, tales como las enfermedades sistémicas. Con todo, los datos preclínicos indican la efectividad de los preparados a base de extractos de cannabis (como son los análogos de la FEA, el CBD y el THC) en numerosas condiciones dermatológicas.

Fuentes:

1) Basu S, Dittel BN. Unraveling the complexities of cannabinoid receptor 2 (CB2) immune regulation in health and disease. Immunol Res. 2011;51(1): 26-38 
2) Yuan C, Wang XM, Guichard A, et al. N- palmitoylethanolamine and N- acetylethanolamine are effective in asteatotic eczema: results of a randomized, double-blind, controlled study in 60 patients. Clin Interv Aging. 2014 Jul 17;9:1163-9
3) Tey HL, Yosipovitch G. Targeted treatment of pruritus – a look into the future. Br J Dermatol. 2011 Jul; 165(1): 5–17.
4) Kircik L. A nonsteroidal lamellar matrix cream containing palmyitoylethanolamide for the treatment of atopic dermatitis. J Drugs Dermatol. 2010;9(4):334-338.
5) Eberlein B, Eicke C, Reinhardt HW, et al. Adjuvant treatment of atopic eczema: assessment of an emollient containing N- palmitoylethanolamine (ATOPA study) J Eur Acad Dermatol Venereol. 2008 Jan;22(1):73-82.
6) Wollenberg A, Seba A, Antal AS. Immunological and molecular targets of atopic dermatitis treatment. Br J Dermatol. 2014 Jul;170 Suppl 1:7-11.
7) Moradi Tuchayi S, Makrantonaki E, Ganceviciene R, et al. Acne vulgaris. Nat Rev Dis Primers. 2015 Sep 17;1:15029
8) Dobrosi N, Tóth BI, Nagy G, et al. Endocannabinoids enhance lipid synthesis and apoptosis of human sebocytes via cannabinoid receptor-2-mediated signaling. FASEB J. 2008;22(10):3685-3695