Quienes han seguido los pasos de Paradise Seeds durante largo tiempo, estarán familiarizados con una variedad Índica clásica de nuestra colección. Una variedad conocida por su contenido en resina y un sabor único, que puede compararse con ese dulce exótico de Oriente Medio, llamado delicia turca. La variedad es Durga Mata, una planta que incorpora todos los ingredientes de una variedad Índica clásica.

De hecho, cuando Paradise Seeds se dispuso a criar una planta como Durga Mata, centró su búsqueda en las razas puras de la región del mundo, donde el biólogo norteamericano Richard Evans Schultes introdujo el término “Cannabis Índica” por primera vez al mundo. Siguiendo las observaciones del biólogo francés del siglo XVIII, Lamarck, Schultes identificó una morfología (aspecto) distinta de la especie Cannabis Sativa en las plantas de cannabis “Cannabis Indica” de Afganistán, de menor estatura y con hojas más anchas.

Sus investigaciones fueron los fundamentos de una nueva escuela de pensamiento entorno al cannabis, que diferenciaría entre Sativas e Índicas. Dejando a un lado el debate de si Índica o Sativa son, en efecto, dos tipos distintos de cannabis; nos centraremos en las cualidades que el fundador de Paradise, Luc Krol, estaba buscando en las plantas autóctonas que crecen silvestres (¡sin marca!) en las escarpadas laderas del norte de la India, Nepal, Afganistán y el norte de Paquistán, durante miles de años. 

¿Qué características de Índica clásica presenta Durga Mata?

Durga Mata es la combinación de dos razas puras o landraces (en inglés) de la región del Hindu Kush:una afgana y una del Himalaya. Luc quería criar semillas feminizadas de cannabis para cultivar una planta que no diera problemas, robusta y resiliente. Una planta que pudiera sobrevivir en entornos hostiles, como las condiciones de exterior del norte de Europa, ¡y que no dependiera de unos cuidados excelentes por parte del cultivador!

Dice Luc: “Las plantas que crecen en las laderas expuestas en la región del Hindu Kush son duras por naturaleza. Se enfrentan a condiciones extremas de clima y temperatura, así que eran perfectas para comenzar esta búsqueda hacia una nueva variedad. Quería criar una planta que viniera equipada con el arsenal para sobrevivir a una temporada de cultivo en el norte de Europa: ¡unas semillas de cannabis que pudieras, literalmente, tirar al jardín y olvidarte! Buscaba una planta que pudiera desarrollarse con mala luz, y que también tuviera unas buenas cualidades de resistencia a plagas y hongos.”

La naturaleza robusta de esta planta, su crecimiento arbustivo y una naturaleza resinosa, son características propias de una variedad Índica clásica. A parte de sus cualidades para ser cultivada en exterior en ambientes de cultivo más hostiles, estos rasgos son también muy bienvenidos en salas de cultivo de interior (Durga Mata es una buena opción para Sea of Green) y regiones mediterráneas, donde esta planta sacará su máximo potencial.

¿De dónde viene Durga Mata, el nombre de esta variedad Índica?

Luc quería un nombre femenino potente para estas semillas de cannabis feminizadas, uno que reflejara los orígenes de parentesco y la intención de esta variedad nueva, pero clásica al mismo tiempo. Se decidió por Durga, la forma guerrera de la diosa hindú Parvati, a veces conocida como Maa Durga. Así que el resultado final fue un pequeño juego de palabras, pero el sentimiento estaba claro: ¡esta planta era una Diosa Madre entre todas las Índicas! 

La leyenda Paradise cuenta que Durga Mata era una variedad la cual, literalmente, se escogió a ella misma durante el proceso de breeding: la madre original sobresaliendo entre miles de plantas a su alrededor. Así como el arsenal “de base” que traía consigo, esta nueva planta posee otras cualidades muy apreciadas también. Las personas que han cultivado las semillas de cannabis feminizadas de Durga Mata estarán familiarizadas con su desmesurada producción de resina, un sabor distintivo y, por supuesto, la potencia de su efecto. 

¿Es Durga Mata una buena variedad Índica de cannabis medicinal?

Si bien Durga Mata es potente, sus fans hablan de un efecto de relajación calmante y ligeramente estimulante, ¡todo lo contrario a dejarte tirado en el sofá, modo zombie! Fue este efecto, particularmente la intensa relajación (en palabras de un cultivador del equipo de Paradise Seeds: “¡calmaría hasta un elefante!”) que, a principios de los 2000, hizo de Durga Mata la elección para una nueva clase de usuario de cannabis: el paciente médico.

“Hay que tener en cuenta”, dice Luc, “que en los inicios de Paradise Seeds no existía nada conocido como “cannabis medicinal”, y tampoco se sabía tanto sobre el cannabinoide CBD. Ciertamente, no se estaba realizando mucha investigación científica entorno a los beneficios terapéuticos o medicinales del cannabis: pero ya habíamos oído historias acerca de cómo la gente estaba transformando sus vidas gracias a esta increíble planta.”

Gracias al boca a boca, Durga Mata se convirtió en una variedad demandada por muchos usuarios de cannabis medicinal que valoraban las cualidades de intensa relajación, alivio del dolor y reducción del estrés que esta presentaba. Estas cualidades hicieron de Durga Mata una elección natural cuando Paradise Seeds decidió lanzar al mercado variedades ricas en CBD, y trabajó con CBD Crew para producir Durga Mata ll CBD (una variedad 1:1 CBD/THC).

¡Hora de revisitar una variedad Índica clásica!

Pues, puede que Durga Mata no sea una de esas variedades nuevas tendencia, que se oyen por todos lados… pero antes de que haga su aparición una nueva sorpresa, ella es la matriarca de la despensa de Paradise Seeds; y una variedad que merece el más absoluto respeto. Por esta, y otras muchas razones, ¡esta es una variedad Índica clásica, que a los cultivadores de cannabis les gustará redescubrir!