cannabis

Uno de los grandes acontecimientos de la actualidad cannábica, ha sido la popularidad que ha adquirido el aceite de CBD, pasando de estar en un nicho marginado de la industria a ser un producto mainstream en todo el mundo. El aceite de CBD ha abierto los ojos a mucha gente, acerca de los enormes beneficios para la salud y el bienestar, que ofrece el cannabis. Este hecho ha derivado en un mercado copado de aceites y tinturas de CBD, que se venden online y también en algunas tiendas de marcas conocidas, en las principales calles de ciudades de todo el mundo.

Cuando tu abuela te pregunta “¿has visto mi cannabis?”, ¡sabes que la planta ha trascendido a otro nivel! Esto es exactamente lo que ha estado pasando en años recientes, a medida que muchos grupos de usuarios sin una relación previa con el cannabis, han tomado consciencia de la planta de una forma positiva. Al mismo tiempo, el amplio abanico de productos con CBD disponibles en el mercado ha derivado, inevitablemente, en un gran número de productos de dudosa eficacia y procedencia, que prometen grandes resultados.

Normalmente, las personas que emplean aceite de CBD (especialmente aquellas personas con antecedentes médicos), se preguntan acerca de la fiabilidad y otras cuestiones, como qué productos adquirir y cómo utilizarlos.

 

cannabis

 

¿Qué es el aceite de CBD?

La base de todo aceite de CBD es, por supuesto, el CBD. O, si empleamos su nombre científico: el cannabidiol. El CBD es un compuesto que la planta de cannabis produce de forma natural, uno de los más de 100 descubiertos por la ciencia hasta ahora. Este compuesto se extrae de la planta de cannabis, mediante un proceso en el que se emplea dióxido de carbono (o solventes) para separarlo. El extracto de CBD se añade entonces a un aceite portador o aceite base, que suele ser aceite de coco o aceite de semillas de cáñamo. Por lo tanto, el aceite de CBD es una solución diluida que contiene un determinado porcentaje de CBD.

 

¿Es legal el aceite de CBD?

Mientras que la planta de cannabis es ilegal en la mayoría de países, el CBD (en forma de extracto) es legal en muchos países. Esto es porque los productos con CBD poseen un porcentaje mínimo de THC (normalmente menos del 0,6%), que los convierte en legalmente permitidos. Si bien las regulaciones europeas determinan la legalidad del CBD en la Unión Europea, se dan diferencias en las políticas nacionales en cuanto a los niveles legalmente permitidos, los cuales van de 0,2% a 1%. En los E.E.U.U., el CBD es legal cuando los productos contienen menos de un 0,3% de THC, si bien algunos estados poseen sus propias regulaciones sobre el CBD. Dos consejos cuando compres aceite de CBD: infórmate del límite legal de THC permitido en tu país (especialmente si compras online) y, si vas a cruzar una frontera con aceite de CBD u otro producto con CBD, consulta la legislación de tu país de destino. 

 

El aceite de CBD coloca?

¡No! A pesar de que ambos componentes provienen de la planta Cannabis Sativa, el CBD no es psicoactivo. El CBD está asociado a la relajación (de mente y cuerpo), que es la razón por la cual es popular entre usuarios médicos, que buscan aliviar los síntomas de un gran número de condiciones médicas. El efecto es muy distinto al del THC (Tetrahydrocannabinol), el elemento psicoactivo que genera la sensación cerebral conocida como “colocón” o “subidón”. 

 

¿Cómo funciona el CBD?

Los beneficios terapéuticos del CBD se basan en la investigación científica y, por lo tanto, todavía faltan piezas del rompecabezas que muestra cómo funciona el CBD en el organismo. Hasta la fecha, la ciencia ha identificado 70 dianas moleculares con las cuales interactúa el CBD dentro del cuerpo, estas incluyen la serotonina y el receptor potencial transitorio o TRPV1. Así como su uso para condiciones médicas específicas, se ha demostrado que el CBD juega un rol importante en mantener el equilibrio del sistema endocannabinoide, donde encontramos la raíz de algunas enfermedades, además de contribuir al bienestar general.

 

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

El sistema endocannabinoide no ha sido descubierto hasta recientemente, en los años 90. Simplificando mucho, se trata de un número de neurotransmisores que se enlazan a los receptores cannabinoides (tales como el CB1 y el CB2) en todo el cuerpo, y los receptores de proteínas que se expresan a través del sistema nervioso. Todos los mamíferos tienen sistema endocannabinoide, y es el responsable de mantener el cuerpo en un estado de equilibrio homeostático, el cual regula un número significativo de procesos corporales, incluyendo la actividad del sistema inmunitario, la gestión del dolor, el apetito, el estado de ánimo y la memoria. Este equilibrio natural “ideal” puede verse afectado por cómo conducimos nuestra vida, y factores tales como la contaminación, una mala alimentación, las lesiones y el estrés pueden romper este equilibrio. Se ha demostrado que el CBD contribuye a corregir desequilibrios en el sistema cannabinoide. 

 

¿Para qué se usa el aceite de CBD?

Al aceite de CBD se le atribuyen muchos beneficios para la salud, por eso es importante investigar un poco, si se quiere usar el aceite de CBD para tratar una condición médica específica. Hay que estar alerta a las “promesas milagro” que circulan en las redes sociales, como, por ejemplo, que el CBD cura el cáncer. A pesar de esto, existen numerosos estudios científicos, que han señalado la efectividad del CBD para aliviar los síntomas de algunas condiciones médicas comunes. 

  • Dolor: el dolor físico crónico es uno de los usos principales del aceite de CBD (en condiciones tan variadas como el dolor de espalda, molestias musculares y articulares, y la artritis).
  • Insomnio: al CBD se le atribuyen cualidades para tratar condiciones asociadas al insomnio.
  • Ansiedad: numerosos estudios médicos entorno al potencial del CBD para tratar la ansiedad muestran resultadosesperanzadores.
  • Inflamación: estudios científicos afirman que el CBD posee significativas propiedades antiinflamatorias.
  • Epilepsia: los beneficios del CBD para tratar síntomas de la epilepsia, especialmente en la reducción de las convulsiones, han sido bien documentados.

 Esta es todavía un área relativamente nueva en la investigación médica, en el futuro se publicarán más estudios sobre la eficacia del aceite de CBD para tratar afecciones médicas. Si estás tomando medicación, es prudente que consultes la opinión de tu doctor antes de combinar el CBD con tu medicación actual. 

 

¿Cuánto aceite de CBD debo tomar?

El principal problema con esta cuestión es no percatarse de los percentages de CBD del producto en concreto. Los aceites de CBD contienen porcentajes que varían del 3% al 30%, y el hecho de que a menudo esté indicado en miligramos todavía genera más confusión. La regla de oro es comenzar con poco para encontrar tu nivel. Cada persona es distinta (es importante conocer el sistema endocannabinoide y cómo este regula tu cuerpo) y, por lo tanto, es importante encontrar el nivel de CBD adecuado para ti y esto toma algo de tiempo. El aceite de CBD no es una solución inmediata, sino que forma parte de un programa de salud y bienestar más amplio. El aceite de CBD, si se consume debajo de la lengua, no genera un efecto al momento, sino que tarda una hora aproximadamente. 

 

¿El CBD contribuye al bienestar general?

Además de aliviar afecciones médicas, la interacción del CBD con el sistema endocannabinoide del cuerpo genera un efecto de bienestar general. Un sistema enconannabinoide equilibrado, repercute positivamente en el cuerpo humano, y contribuye a mantener su harmonía. Si bien el CBD no es una “pócima mágica”, otros factores como una alimentación saludable y la actividad física son clave en el bienestar personal, es recomendable complementar ese estilo de vida sano con el aceite de CBD. También vale la pena señalar, que muchos consumidores afirman sentir los beneficios del aceite de CBD tan solo en semanas o meses, usándolo a diario (¡y agradecemos que mantengan su persistencia en el proceso!).

 

¿El aceite de CBD causa efectos secundarios?

Debido a la falta de estudios amplios, los cuerpos regulatorios, como el FDA, se han negado hasta ahora a declarar “oficialmente” que el aceite de CBD es seguro. Sin embargo, los estudios realizados hasta la actualidad, no han mostrado evidencias de que el CBD cause efectos adversos al organismo. Pese a esto, como se ha mencionado, se debe consumir y dosificar el aceite de CBD con responsabilidad, especialmente, si se toma para alguna enfermedad o condición.

 

¿Todos los aceites de CBD son iguales?

No. La primera cosa que debes comprobar cuando compres aceite de CBD es que el proveedor sea fiable, ¡cualquiera puede poner líquido en una botella y decir que es CBD! Los test han revelado que muchos productos en el mercado contienen un porcentaje de CBD mucho menor del anunciado (¡y, en algunos casos, no contienen ninguno en absoluto!) La siguiente cosa que debes mirar es el porcentaje exacto de CBD que contiene tu aceite, ya que las concentraciones varían entre un 3% y un 30%. No des por sentado que, cuanto más alto sea el porcentaje, mejor será ese producto para tu afección. Documéntate y pregunta a otras personas consumidoras de CBD, con una afección similar a la tuya, para que te asesoren sobre porcentajes. 

 

¿Cuál es la diferencia entre el aceite de CBD aislado y el aceite de CBD de espectro completo?

El aceite de CBD aislado contiene CBD en su forma pura, el CBD se ha aislado. El aceite de CBD de espectro completo es un producto que ha sido extraído junto a una gama completa de cannabinoides, terpenoides, flavonoides y otros aceites esenciales que existen en la planta. La combinación de estos elementos se conoce como “efecto séquito” o “efecto entourage” (lo que significa que trabajan en sinergia) el cual, se dice, aporta beneficios para la salud. 

 

¿Qué relación hay entre el aceite de CBD y la regulación de nuevos alimentos?

Según la legislación europea (UE), los nuevos alimentos son productos que no han sido consumidos de forma masiva, hasta 1997. Ha habido mucho debate y enojo con respecto a si el CBD debería ser calificado como un nuevo alimento. El problema se reduce a las regulaciones: disponemos de ellas para toda clase de productos, con tal de preservar la seguridad de las personas consumidoras; pero el CBD ha vivido con demasiada indulgencia hasta el momento. El argumento desde la UE (y también UK) para la inclusión del CBD en la lista de nuevos alimentos, es que brinda protección los consumidores. A partir de marzo de 2021, a las empresas que no cumplan se les puede obligar a retirar sus productos con CBD de las estanterías.

 

¿El aceite de CBD es el único producto con CBD que se puede adquirir?

Mientras el aceite de CBD es uno de los productos más conocidos (y, de hecho, el más popular) del Mercado, existen diversos medios para obtener los beneficios del CBD. Existen también tinturas, cremas, supositorios e, incluso, sales de baño. Por supuesto, si puedes cultivar variedades de cannabis con CBD alto, que contienen porcentajes elevados de este cannabinoide (la línea de semillas con CBD alto de Paradise Seeds, incluye semillas con porcentajes de CBD del 15% al 20%, y <1% de THC). No obstante, cualquiera que se plantee cultivar variedades ricas en CBD debe informarse de la legislación sobre el cultivo de cannabis de su país.