Phenotypes

¿Te uniste al reto de las autoflorecientes este verano? Si lo hiciste, ¡no estás solo! Ya hemos hablado previamente sobre lo agradecidas que son en el cultivo, estas maravillosas mutaciones genéticas de la planta del cannabis. Si conocemos un poco más acerca de su comportamiento, y en qué se diferencia de sus primas fotodependientes, es posible estimular de manera significativa el rendimiento de las variedades de cannabis autoflorecientes.

Estas han sido la solución ideal para muchos cultivadores, cuyas opciones de cultivar se han visto limitadas por las circunstancias inesperadas de este año. Por esta razón, la naturaleza versátil y compacta de las autoflorecientes ha pasado a ser muy valorada. Paradise Seeds ha estado trabajando con Top Shelf Grower en un proyecto experimental, que compara cómo podemos incrementar el rendimiento de nuestro cultivo de cannabis autoflorecientes empleando distintas técnicas.

En el artículo sobre autoflorecientes del mes pasado, repasamos las fases iniciales del crecimiento de la planta, y seguimos a Top Shelf Grower en su experimentoArea 51 Autoflowering Test Sitedel canal de Youtube de Paradise Seeds. En esta serie de vídeos, TSG trabaja con dos variedades autoflorecientes de Paradise Seeds: Auto Jack; y nuestra novedad en variedades autoflorecientes, Auto Kong 4, perteneciente a la colección Tommy Chong’s.  

Técnicas de entrenamiento para obtener mayores cosechas en tus cultivos de variedades autoflorecientes


Algo que se oye mucho acerca las variedades de cannabis autoflorecientes, es que su ciclo de crecimiento es tan rápido, que las técnicas de entrenamiento deben evitarse ya que estresarían demasiado a la planta. ¡El experimento Area 51 Autoflowering Cannabis Test Site sugiere todo lo contrario! En el Episodio 6 de la serie se puede ver una comparación entre varias plantas cultivadas con tres métodos distintos: estructura natural, topping y LST (Low Stress Training) de 4 tallos principales. Echa un vistazo a algunos de los asombrosos resultados…

Consejos para el riego en los cultivos autoflorecientes y dosis de nutrientes.


Uno de los mayores errores que cometen quienes se inician en el cultivo de variedades autoflorecientes es tratarlas igual que tratan a las plantas fotodependientes (cuyas vidas dependen de los cambios en la proporción de horas de luz y oscuridad que reciben). Esto es particularmente cierto en relación a las dosis nutritivas: debido a su corto ciclo de vida, las autos no necesitan tanta cantidad de nutrientes. Top Shelf Grower nos hablará de esto en el Episodio 7. Asimismo, nos dará algunos consejos sobre riego, que pueden ayudar a incrementar el rendimiento de tu cultivo de variedades autoflorecientes a largo plazo, como por ejemplo no regarlas con agua fría. 

También hay que tener muy en cuenta el rol que juegan las distintas genéticas de cannabis, en los patrones de crecimiento de ciertas variedades. Esta serie de vídeos lo ilustra perfectamente, ya que vemos como Auto Kong despega mucho más rápido que Auto Jack, por ejemplo, cuyo crecimiento es más lento y estable. Los cultivadores menos experimentados, a menudo relacionan un crecimiento lento con una falta de nutrientes, y pueden terminar sobrefertilizando la planta. Suena obvio, pero uno de los mejores consejos de Paradise Seeds es investigar un poco sobre la variedad elegida (desde descripciones, hasta seguimientos de cultivo), para conocer sus características de crecimiento.

¡Cronometra tus cosechas! 

 

El inconveniente de las variedades autoflorecientes es que su reducido tamaño inevitablemente significa menores producciones que con las plantas fotodependientes. No obstante, la gran ventaja de las autos es que un cultivador de exterior puede cosechar tres o incluso cuatro veces, en aproximadamente el mismo período de tiempo que necesitaría para una cosecha de variedades fotodependientes.

 

Esto es lo que las convierte en una perfecta opción para el cultivador doméstico, especialmente si tiene la posibilidad de combinar luz natural con luz artificial. La clave para esto es el proceso de planificación: el primer cultivo lo empezaremos con luces en interior (marzo en el hemisferio norte y setiembre en el hemisferio sur), para cosechar bajo el sol de mitad de verano, y así podremos cosechar las siembras sucesivas a finales de verano y en otoño.

 

Al acercarse la cosecha, existen muchos sencillos pasos que el cultivador puede realizar para estimular el rendimiento de su cultivo de autoflorecientes, tales como la defoliación para que los cogollos reciban más luz (Episodio 8), realizar el lavado de raíces a tiempo (Episodio 9) y observar el momento óptimo para cosechar tus plantas, según el aspecto de los cogollos (Episodio 10). Todos estos procesos, que tienen lugar en la última fase, son críticos si queremos obtener una cosecha con el máximo peso y potencia.

¡Pásate a las autos! 


Cierto es que las variedades feminizadas fotodependientes como Wappa, El Dorado OG y L.A. Amnesia de Paradise Seeds brindan las mayores cosechas (únicamente alcanzables con plantas con una vida larga), ¡pero esta no es una razón para evitar las autos! Si nos tomamos el tiempo para aprender cómo cultivarlas de la manera correcta, y les damos los cuidados adecuados durante todo su ciclo de vida, estas plantas pueden convertirse en las mejores amigas del/la cannabicultor/a.