Your Cart
 Google-reviews
Shipping Fast & Discreet shipping | Quality Finest Quality | Service Excellent service
Marihuana de exterior: elimina las plagas y fortalece tus plantas de manera natural | 🥇 Paradise Seeds

Marihuana de exterior: elimina las plagas y fortalece tus plantas de manera natural

Disfruta de los días de verano en el jardín y tómate un momento para descansar, escuchar el zumbido de los insectos y observar el movimiento perpetuo en tu pequeño rincón del Paraíso. A tu alrededor verás las fuerzas opuestas del yin y el yang presentes en la naturaleza: amigo-enemigo, atracción-repulsión, cooperación-resistencia… La táctica para combatir plagas en el cultivo de marihuana y evitar enfermedades criptogámicas es crear un ambiente desfavorable para ellas; eso es, atrayendo insectos beneficiosos y reforzando la homeostasis de las plantas.

Convierte el paraíso en un infierno para las plagas de la marihuana en 4 pasos:

1) Preparación: es imprescindible preparar insecticidas desagradables, a veces incluso letales, y comida dañina para las plagas con el fin de crear un entorno hostil. El uso de infusiones, maceraciones, decocciones y estiércol líquido a base de ingredientes con un olor fuerte son un repelente natural y efectivo para insectos voladores y plagas.

2) Ingredientes: con este propósito, se pueden usar ingredientes naturales y fáciles de obtener como los siguientes, cabeza de ajo, pimiento chile, cáscaras de cítricos, ajenjo, achicoria silvestre, raíz de ortiga, hojas de helecho, ruibarbo, tanaceto, consuelda, tallos de cola de caballo, hojas de tomate, leche de vaca o de oveja, tabaco y algas marinas. Para reforzar la hostilidad en tu jardín, puedes añadir periódicamente aceites esenciales tales como el de menta, de cítricos, clavo, lavanda, geranio, canela, salvia y ruda.

3) Obstáculos: para alejar a los insectos, conviene crear un hábitat caótico alrededor de las plantas y echar algunos elementos a la tierra de forma alternada y con moderación; por ejemplo, tierra de diatomeas, posos de café, cenizas, sal, bicarbonato de sodio, cáscaras de huevo, sales de Epsom, maicena y cintas o hilo de cobre. Poner alguna sustancia pegajosa alrededor de las macetas o al principio del tallo también funcionará igual de bien como elemento disuasorio. Asimismo, para capturar a los intrusos se pueden usar trampas de apoyo colgando botellas en los árboles o colocándolas sobre el nivel de suelo rellenas de un mejunje atractivo de azúcar, sirope, mermelada, fruta, levadura, harina de maíz, etcétera.

4) Plantas de compañía: embellecer tu jardín con plantas de compañía hará que las plagas se sientan más incómodas y las alentará a irse más lejos (por ejemplo, al jardín del vecino). Así que las siguientes plantas deberían ser bienvenidas en tu jardín: caléndula francesa, tabaco ornamental, caléndula, cosmos, ajo, cebollín, perejil, cilantro, trébol, lavanda, jengibre, linaza, menta, tomillo, eneldo, albahaca, borraja, apio, melisa, hierbaluisa, petunias y geranio. De este modo, la variación de formas y aromas molestará los sentidos de las plagas.

¿Plagas en tu cultivo de marihuana? ¡Llama a tus aliadas!

Proporcionar comida y refugio a los depredadores naturales y asegurarse de que permanezcan en el jardín, es una manera excelente de combatir la dominancia de ciertas plagas y potenciar el control biológico de plagas. 

Es recomendable colgar refugios pequeños rellenos de ramas irregulares, trozos de arcilla, ramitas, tallos huecos, troncos con agujeros, madera seca o simplemente se pueden apilar estos elementos en el suelo… Además, es fácil y divertido construir pajareras y refugios de erizo, y se pueden esconder entre los setos. También se recomienda una fuente de agua para atraer a murciélagos, libélulas y sapos, que se alimentan de insectos grandes y de gasterópodos.

Asimismo, al ofrecer a los insectos auxiliares plantas de compañía que además son bonitas (milenrama, crisantemo comestible, dalia, orégano, aster, margarita, mostaza blanca) tu jardín quedará más hermoso. La clave para tener un jardín próspero y fructífero es crear un equilibrio entre plantas, depredadores naturales y plagas.

Perseguir al enemigo es más fácil cuando este puede encontrar otro objetivo. Una parcela de tierra o una maceta de madera aleatoriamente sembrada por el viento es una manera económica y lógica para que las plantas autóctonas crezcan de manera anárquica: hierba, ortigas, zanahorias silvestres, borraja, malva, diente de león, hinojo, etcétera.

  • Aumentar las defensas de las plantas
    Una planta débil y que sufre es un blanco fácil. El calor, el viento y la lluvia generan algunos excesos en el medio ambiente que el metabolismo de las plantas debe compensar. Un empujoncito a veces ayuda a fortalecer el sistema inmunitario de las plantas y las revitaliza, y los suplementos nutricionales están siempre presentes en la cocina y otros lugares de la casa.

El agua sobrante de las cocciones o infusiones (fría, sin sal ni vinagre), los posos del café, las hojas de té, la cáscara de plátano, infusiones, té, decocciones, maceraciones, abono líquido de plantas endémicas, abono, estiércol y agua de acuario son sustancias que se pueden encontrar en casa y se les puede dar un buen uso para mejorar la vitalidad de las plantas. Utiliza estos trucos periódicamente y con moderación cuando haya indicios de carencias nutricionales en la planta. Es mediante la observación regular y cuidadosa cómo se nutre una futura cosecha.

Y recuerda que la base para una cosecha abundante es elegir bien la variedad. Se suele decir que las Índicas son resistentes a las plagas; las semillas Sativa, a los hongos; mientras que las Híbridas presentan ambas características. Por no hablar del triplete ganador: Spoetnik#1Belladonna Opium.

Deja una respuesta

Last cannabis post