Your Cart
 Google-reviews
Shipping Fast & Discreet shipping | Quality Finest Quality | Service Excellent service
Los Errores Más Comunes a la Hora de Secar y Curar la Marihuana

Los Errores Más Comunes a la Hora de Secar y Curar la Marihuana

  • Un mal ambiente para el secado de cannabis 
  • Temperatura y niveles de humedad inadecuados
  • Una circulación de aire pobre 
  • Poner los cogollos en los botes demasiado temprano
  • No dejar el suficiente tiempo para el curado de tus cogollos

Si todo ha salido como debía con tus plantas de exterior, ¡este mes llega el festival de la cosecha! Haber llegado hasta aquí en tu cultivo de cannabis es ya una buena razón para estar feliz (¡seguro que te has encontrado con obstáculos en el camino!), pero lo que hagas a continuación va a ser crucial. Así que, si has cultivado una cosecha de hierba excepcional, ¡no cometas estos errores comunes a la hora de secar y curar tu marihuana!

¡Sí estás a punto de cosechar tus plantas de marihuana de exterior, afila tus tijeras y prepárate para el manicurado, invierte en botes de cristal herméticos para el curado, y sigue estos pasos para evitar los siguientes errores habituales en el secado y curado de tus cogollos!

Un mal ambiente para el secado de cannabis 

Este es un error común entre los novatos, resultado de la falta de preparación para la fase posterior a la cosecha. Si te inicias en el cultivo, gran parte de tu viaje cultivando está centrado (¡y con razón!) en el cuidado adecuado de tus plantas. Así que tómate un tiempo para pensar en el espacio de secado: los cultivadores de marihuana de interior pueden utilizar su armario de cultivo, pero los cultivadores de exterior necesitan preparar un espacio especialmente dedicado a ello. Debe ser un espacio oscuro con lugar suficiente para colgar los cogollos (7 – 10 días es el tiempo aproximado para un correcto secado) ya sea en un secadero o en un armario, o en cuerdas, dejando un buen espacio entre ellas. También tienes que tener en cuenta que, sea cual sea el lugar que utilices, olerá mucho a hierba durante al menos 5 – 7 días.

Temperatura y niveles de humedad inadecuados

Si cuelgas la hierba cosechada en un ambiente especialmente frío o húmedo, inevitablemente los cogollos no se secarán de forma eficiente. La temperatura de secado ideal es de 15 a 20ºC con unos niveles de humedad del 30 al 50%. Si esto supone un problema, entonces considera la posibilidad de proporcionar algo de calor adicional. Un pequeño calefactor a baja potencia, o un calefactor de invernadero, aumentará la temperatura del espacio de secado, ya que las temperaturas nocturnas fluctúan a medida que avanza el otoño. Utiliza un temporizador para ahorrar energía. Asimismo, un espacio cerrado mantendrá el calor durante un tiempo.

Una circulación de aire pobre

Aportar calor adicional no será tan eficaz si el aire está estancado. Por cómo están diseñados, la mayoría de los espacios de secado oscuros no suelen tener una buena ventilación, así que pon un ventilador para mover el aire. Asegúrate de que el ventilador no apunte directamente a los cogollos para evitar que se sequen de forma desigual. De nuevo, utiliza un temporizador para reducir el consumo eléctrico.

* Si el secado y el curado se realizan en un entorno cálido y seco, con una humedad limitada, hay que evitar que los cogollos se sequen demasiado rápido. En este caso, evita utilizar un ventilador, mantén la puerta del secadero cerrada y, después de 2 o 3 días, coloca los cogollos en una bolsa de papel. Invertir en un humidificador también puede ser una buena idea.

Poner los cogollos en los botes demasiado temprano

Cuando se trata de secar la marihuana y curar los cogollos, todo el mundo conoce el truco de romper el tallo y, si se rompe, el cogollo está seco; pero a veces este truco no funciona. Algunos cogollos son grandes, otros más pequeños, algunos más densos, otros menos… a menos que rompas todos los tallos, puede que metas cogollos húmedos junto con los cogollos secos en el bote de curado. El exceso de humedad en el bote de curado puede afectar a los otros cogollos, así como la temperatura ambiente. Si los cogollos del bote no parecen estar secos uno o dos días después de haberlos metido, sácalos para que se sequen un poco más; ponerlos en bolsas de papel en un espacio cálido servirá para eliminar el exceso de humedad. Asimismo, utiliza bolsas de control de humedad en tus botes herméticos.

No dejar el suficiente tiempo para el curado de tus cogollos

Para muchos cultivadores domésticos, el tiempo suele ser un lujo. La cosecha llega cuando más se necesita y no hay lugar para un mes más de curado. Okey, probablemente todos seamos culpables de echar mano del bote y «probar» cogollos que todavía no están bien curados. Sin embargo, la paciencia te recompensará con cogollos de cannabis más potentes y con mejor sabor, y si puedes controlar tus impulsos hasta completar el proceso de curado adecuadamente, ¡la espera merecerá la pena!

¡Buena suerte y feliz festival de la cosecha!

Deja una respuesta

Last cannabis post