Your Cart
 Google-reviews
Shipping Fast & Discreet shipping | Quality Finest Quality | Service Excellent service
5 Formas de Aumentar la Producción en el Cultivo Interior | 🥇 Paradise Seeds

5 Formas de Aumentar la Producción en el Cultivo Interior

  1. Utiliza técnicas de entrenamiento para estimular la producción de tu cultivo interior de cannabis.
  2. Emplea dióxido de carbono para obtener grandes cogollos.
  3. Alimenta el suelo con carbohidratos para estimular la producción en tu cultivo interior de cannabis.
  4. ¿Quieres una producción enorme en tu cultivo interior de marihuana? Compra una variedad de cannabis de alto rendimiento.
  5. Sistemas de cultivo de cannabis que producen grandes rendimientos.

En este artículo, el experto cultivador Stoney Tark desvela 5 formas de aumentar la producción en el cultivo de interior. Cuando cultivamos cannabis en interior puede ser difícil producir grandes rendimientos como los que vemos en las revistas o en las redes sociales. No hay nada más descorazonador que una baja producción después de meses de duro trabajo.

2. Utiliza técnicas de entrenamiento para estimular la producción de tu cultivo interior de cannabis

Aplicar técnicas de entrenamiento a tus plantas de cannabis durante su fase vegetativa (18/6) puede suponer grandes ventajas cuando se trata de la cantidad final de flores. No todos los estilos de entrenamiento serán los más indicados para tu cuarto de cultivo, así que una buena idea es estudiar cada una de ellos y descubrir cuál podría beneficiar tu cultivo de cannabis en particular. 

Low Stress Training: esta técnica consiste en guiar hacia abajo los puntos más altos de las plantas, atarlos a la maceta, y permitirles crecer de nuevo hasta la altura original. Esto causa un cambio en las hormonas y estimula a las plantas a desarrollar una canopia superior densa y espesa. 

Screen of Green: el uso de una maya (SCROG)  para hacer crecer a tus plantas a través de ella y la realización de podas a los 5 nodos, permitirá el desarrollo de una canopia mucho más estable. Las plantas desviarán toda su energía para crecer por encima de la maya, añadiendo también un soporte adicional a tus plantas de cannabis (las pequeñas ramas que crecen por debajo de los puntos de poda pueden ser desechadas).

Topping / Pinching: desechar las ramas superiores para interrumpir la distribución de auxinas, que conducen y responden a la dominancia apical natural en las plantas de cannabis. Esta técnica no solamente reduce la altura de la planta, también promueve el desarrollo de una planta en forma de arbusto con ramas laterales largas.

2. Emplea dióxido de carbono para obtener grandes cogollos

Es importante mantener un equilibrio entre una iluminación intensa, nutrientes y dióxido de carbono, para que la planta de cannabis pueda realizar la fotosíntesis. Fuera de un cuarto de cultivo, los niveles de CO2 detectados rondan las 400 partes por millón. Las plantas pueden emplear niveles de hasta 1.200-1.500 ppm sin problemas, resultando en una producción de cogollos mucho mayor (aunque no se recomienda superar los 1.000-1.200 para no estresar demasiado a la planta). A la hora de administrar dióxido de carbono a tus plantas de cannabis es importante recordar los siguientes puntos:

  • El espacio de cultivo debe estar totalmente cerrado.
  • Los extractores e intractores de aire tienen que mantenerse apagados mientras se administra el CO2.
  • La iluminación debe ser de 600W/M2 como mínimo.
  • La temperatura puede llegar hasta los 30° C, pero necesitas vigilar los niveles de humedad ya que, si esta es demasiado alta, la transpiración de las plantas podría dificultar la extracción de aire.
  • Los estomas que absorben el CO2 se abrirán 1 hora después de encenderse las luces. Las plantas emplean el CO2 durante el día únicamente.
  • El dióxido de carbono es un gas pesado, debe administrarse encima de las plantas.
  • Es mejor usar el CO2 en la primera parte del ciclo 18/6 y temprano en el ciclo 12/12.

4. Alimenta el suelo con carbohidratos para estimular la producción en el cultivo interior de cannabis

Las plantas de cannabis se parecen mucho a las personas y ganarán peso rápidamente. Una alimentación a base de azúcares proporcionará a las plantas un tónico rico en carbono que usarrán las bacterias y hongos beneficiosos. Emplear melaza sin sulfurar es la forma más fácil de mantener tu red trófica del suelo y facilitar a las plantas la absorción del NPK y los micronutrientes, que las plantas necesitan para producir cogollos grandes y resinosos.

4. ¿Quieres una producción enorme en tu cultivo interior de marihuana? Compra una variedad de cannabis de alto rendimiento.

La diversidad que encontramos en la planta de cannabis nos permite seleccionar genéticas con dominancia índica, sativa o híbridas. Básicamente, esto significa que el cultivador puede escoger una variedad u otra según su estructura, peso, rendimiento y tiempo de floración. Normalmente, las plantas índicas son más pequeñas y producen cogollos del tamaño de una pelota de golf. Las sativas, por su parte, son altas y esbeltas, y su cultivo es más complicado, mientras que los híbridos reflejarán los rasgos más interesantes de esas dos. Para los cultivadores de cannabis que quieren cultivos de cannabis de altos rendimientos, se recomienda buscar variedades de marihuana con una enorme productividad.  

5 Formas de Aumentar la Producción en el Cultivo Interior | 🥇 Paradise Seeds
5. Sistemas de cultivo de cannabis que producen grandes rendimientos

Si parece que hagas lo que hagas con tu cultivo orgánico, nunca puedes llenar un bote de curado, tal vez la hidroponía sea lo tuyo. Considera las siguientes opciones de sistemas hidropónicos:

Sistemas N.F.T: no requieren medio de cultivo aparte de cubos de lana de roca, jiffys o discos de coco, o donde sea que germines tu semilla o clon (según el sistema que utilices). Las raíces crecerán en una mesa cerrada o en tubos, constantemente saturados con una fina película de solución de nutrientes. 

Sistemas D.W.C: las raíces descansarán en una solución de nutrientes aireada, suspendidas en una maceta de rejilla con hydroton. Cuando se dominan, estos sistemas pueden producir plantas enormes con grandísimos rendimientos.

Sistemas de goteo: el sistema de entrada para cualquier persona que se quiere pasar del cultivo orgánico a la hidroponía sin agobiarse. Los goteros pueden ser programados para alimentar a las plantas varias veces al día, de acuerdo a sus necesidades, las cuales varían en las distintas fases de crecimiento de la planta. La regla es: siempre húmedo- nunca seco (como el suelo).

Aeroponía: de manera similar a los sistemas deep water culture (cultivo hidropónico en aguas profundas), las raíces están suspendidas dentro de una cámara con una boquilla de pulverización de alta o baja presión (una presión más elevada producirá una neblina fina). Como las raíces se mojan y después se exponen al aire, el crecimiento puede ser muy rápido y los rendimientos, colosales. 

Para más información sobre sistemas hidropónicos, lee nuestro artículo Todo lo que necesitas saber sobre el cultivo hidropónico de cannabis escrito por Stoney Tark.

Deja una respuesta

Last cannabis post